PUBLICACIONES

‘Acción psicológica’

Escrito en . Publicado en , , .

El Comercio Joaquín Aguirre T.
La censura a la organización Acción Ecológica es una señal muy clara de los nuevos tiempos. Está claro que en la “democracia ciudadana” solo caben el discurso visceral de quienes tienen el poder y el fanático griterío de sus idólatras. Por eso no tiene sentido la indiferencia. Los aplaudidores intentarán justificar de cualquier manera silenciar a quienes protestan y muchos dirán que está bien, que por algo será, pero, en el fondo, esos aplaudidores no podrán sostener ninguno de los pretextos autoritarios de una ministra que acude a la justicia para defender su honor mientras atropella el honor de los demás.

¿Qué Acción Ecológica es radical y fundamentalista? ¿No lo sabían? Parece que en la lógica del poder ciudadano no es un delito ser radicales y fundamentalistas ni es delito ser amigo de los radicales y fundamentalistas, pero a condición de que sirvan a los intereses del poder: Acción Ecológica no les estorbó mientras fue útil y se alineó en sus visiones, tanto que fueron aliados en las investigaciones sobre el impacto ambiental de las fumigaciones en la frontera norte.

¿No son radicales y fundamentalistas algunos de los funcionarios del Gobierno? ¿No son tan obnubilados y enceguecidos como aquellos a quienes critican? ¿No son tan intolerantes, caprichosos y agresivos como aquellos a quienes estigmatizan e ironizan tachándolos de “infantiles”? ¿No se supone que en la “democracia ciudadana” hay más apertura, libertad, deliberación, debate, participación, pluralismo, discrepancias y reflexión para construir un país que, presuntamente, “ya es de todos”?

CONTACTO
  • Alejandro de Valdez N24-33 
    y Av. La Gasca, Quito, Ecuador

  • +593 3 321 1103
  • informacion@accionecologica.org
ENVÍANOS UN MENSAJE


FACEBOOK
FACEBOOK
TWITTER
TWITTER

SOMOS PARTE DE
© 2020 Acción Ecológica. Todos los Derechos Reservados.
Desarrollado por NIDO Interactive.