EVALUACIÓN PARA LA CERTIFICACIÓN FORESTAL FSC DEL MANEJO FORESTAL DE ENDESA S.A. PDF Imprimir Correo electrónico
Martes 21 de Junio de 2005 18:42
Asunto: evaluación para la certificación forestal FSC del manejo forestal de ENDESA S.A. y otras empresas madereras del Grupo Peña Durini en el Ecuador
 
Evaluación del manejo forestal de ENDESA S.A., Quito, Ecuador
 
Cuadro: datos relacionados con la evaluación
 
 
Empresa solicitante
ENDESA - Enchapes Decorativos S.A.
fundada en 1975, perteneciente al Grupo Peña Durini
Av. Morán Valverde s/n, Panamericana Sur. Km. 9 1/2, Quito
Tel: 02-267-6700 / 267-7980, Fax. 02-267-4016
E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla http://www.sandeplywood.com
Empresas / organizaciones vinculadas

BOTROSA - Bosques Tropicales S.A., fundada en 1989

Whimper 199 y Orellana, Quito
Teléfonos: +593-2-222-3553 / 4 / 5; Fax. +593-2-222-3455
E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla
http://www.sandeplywood.com
CONSORCIO SETRAFOR - Servicios y Trabajos Forestales Cía. Ltda., fundada en 1991
Av. Morán Valverde s/n, Panamericana Sur Km. 9 ½
Quito, Ecuador
Tel.: +593-2-267-1630 / 267-2514; Fax. +593-2-267-5906
E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla

Fundación Forestal Juan Manuel Durini - FJMD

Ing. Fernando Montenegro S.
Av. Morán Valverde s/n, Panam. Sur Km. 9 1/2, Quito
Teléfonos: 02-267-0631 / 268-3104; Fax. 02-267-0631
E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla
Empresa certificadora

GFA Terra Systems, Alemania, / RNT, Costa Rica

Direcciones
1. GFA Terra Systems GmbH
Carsten Huljus, M.Sc. International Forest Management
Departamento de certifiación
Eulenkrugstrasse 82
D-22359 Hamburg, Alemania
Tel.: +49 40 603 06 –140; Fax: +49 40 603 06 -149
E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla
http://www.gfa-certification.de
 
2. Recursos Naturales Tropicales SA. - RNT
Apartado Postal 991-1007, Costa Rica
Sr. Héctor A. Martínez
Tel.: +506 221 8652; Fax: +506 221 7368
E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla
http://www.rntsa.com/certificacion.htm
Auditor líder
Sr. Héctor A. Martínez
E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla
Fechas de evaluación
 
Evaluación de campo
Febrero del 2005
Tipo de operación
Mixta, plantación y bosque natural
Localización
Predio dominado Río Pitzará, cantones Pedro Vicente Maldonado y Puerto Quito, Provincia de Pichincha, y Cantón Quinindé, Provincia de Esmeraldas
Superficie evaluada
(según e-mail Martínez)
5.406 ha de plantaciones
820 ha de bosques naturales
 
 
 
A. Quejas en relación con la ejecución de la evaluación de GFA/RNT
 
La consulta a personas y entidades claves (stakeholders) es una parte esencial de la evaluación para la certificación forestal. La evaluación de ENDESA-BOTROSA es inválida por los siguientes puntos:
 
1. No se consultó a ninguna comunidad local indígena y/o sus organizaciones como, por ejemplo, la Federación de Centros Chachi del Ecuador (FECCHE) y la Federación de Centros Awá del Ecuador (FCAE), donde ENDESA-BOTROSA está extrayendo madera.
 
ENDESA-BOTROSA extrae, por lo menos, 70% de la materia prima de bosques naturales en Esmeraldas y Pichincha, que están en propiedad o posesión de comunidades locales campesinas e indígenas. Por ejemplo, en 1994 ENDESA-BOTROSA logró firmar contratos con las cuatro comunidades Chachi Hoja Blanca, Pichiyacu, Gualpí y Capulí para el aprovechamiento industrial de mas de 25.000 ha. de bosques naturales del territorio ancestral indígena de este pueblo.
 
2. No se consultó a la ONG Acción Ecológica con oficina en Quito que hace más de diez años está investigando y monitoreando las actividades del Grupo Peña Durini. Acción Ecológica publicó los resultados en numerosos documentos, entre ellos en el boletín mensual Alerta Verde. Parte de la información está disponible en el sitio web de la organización <www.accionecologica.org>
 
ENDESA-BOTROSA también inició varios juicios contra miembros de Acción Ecológica y de comunidades de El Pambilar, Golondrinas y la Asociación de Campesinos Ecuador Libre por lo que se interpuso en el Tribunal Constitucional un Recurso de Amparo en el año 2003.
 
3. GFA/RNT se contactó con los “stakeholders” mediante el envío de un correo electrónico (e-mail).
 
Consideramos que el envío de un solo e-mail es insuficiente en vista que el correo electrónico es un medio poco formal que además a veces falla. Cuando existe el verdadero deseo de hacer una consulta, se acude al correo normal, cartas con confirmación de haber sido recibidas, llamadas telefónicas, envío de fax y sobre todo visitas personales.
 
Lo anterior se evidencia también en que varias personas indicadas en el “Listado de personas y entidades consultadas para evaluación de E&B”, proporcionado por GFA/RNT, no fueron realmente contactadas o no recibieron los e-mails enviados, como es el caso de p.ej. Jaime Levy, director Fundación Altrópico y director del CEFOVE; Ing. Armando Chamorro, Colegio de Ingenieros Forestales; y por último la Sra. Martha Núñez, Fundación Ambiente y Sociedad quien no contestó el cuestionario por conflicto de intereses.

 
B. Quejas en relación con las actividades forestales de ENDESA S.A.
 
0. Introducción
El Grupo Peña Durini es el principal grupo maderero del Ecuador y el principal exportador de madera del país. ENDESA-BOTROSA produce 80.000 m3 de tableros de madera por año, de los cuales exportan 80%. Las empresas ENDESA S.A. y BOTROSA S.A. pertenecen al Grupo industrial Peña Durini. Ambas empresas se abastecen con una parte importante de la materia prima por medio de SETRAFOR Cía. Ltda., igualmente del Grupo Peña Durini. Por la muy estrecha relación entre esas empresas y su forma de trabajar conjuntamente, se las considera como una empresa única y no se puede diferenciar entre ellas.
 
El Grupo Peña Durini tiene aprox. 20.000 ha de plantaciones y 25.000 ha. de bosques nativos adjudicados. Sin embargo con ellos no logra abastecer a sus fabricas con la materia prima necesaria de aprox. 135.000 m3 por año, por lo cual ENDESA-BOTROSA extrae por lo menos 70% de la materia prima de bosques naturales comunitarios de los pueblos indígenas Chachi, Awá, Épera, comunidades Afroecuatorianas y de campesinos en Esmeraldas y Pichincha. La mayoría de las quejas que se describe a continuación se refieren a la explotación de bosques naturales - adjudicadas y no adjudicados a la empresa y de propiedad o en posesión de campesinos y comunidades locales e indígenas.
 
Cabe anotar que para abastecerse con la materia prima ENDESA-BOTROSA y SETRAFOR trabajan con subcontratistas y intermediarios madereros, que son siempre los mismos, y a los cuales habitualmente entregan créditos (dinero en efectivo) y maquinas (tractores, skidder, etc.) para que ellos puedan realizar la extracción y venta de los árboles al Grupo maderero. La empresa tiene por ende una responsabilidad directa para las actividades de sus subcontratistas e intermediarios madereros.
 
Desde hace varios años el Grupo Durini busca la certificación de bosques bajo “control” de la empresa, como una forma de mantener y acceder a nuevos mercados y para mejorar su imagen pública. Hasta la fecha, ha tenido dos evaluaciones principales, pero no ha logrado certificarse. La empresa nunca ha cambiado su forma de extracción forestal, que ha devastado y destruido grandes extensiones de bosques naturales de la costa Ecuatoriana y perjudicado gravemente a las comunidades campesinas e indígenas de la zona. Como los bosques en la costa se están acabando, la empresa ya comenzó a explotar los bosques de la Amazonía Ecuatoriana, p.ej. en la zona norte de Sucumbíos fronteriza con Colombia, donde sigue trabajando en la misma forma: destroza.
 
Actualmente el proceso de certificación de la empresa ha contado con el apoyo de la GTZ, cooperación alemana que en lugar de apoyar de manera directa a los afectados ha escogido como su beneficiaria a la compañía Botrosa, a pesar de estar perfectamente informada de los antecedentes de la maderera.
 
El grupo Durini desde varios frentes ha saboteado y corrompido continuamente cualquier intento por parte del Estado Ecuatoriano de establecer un control forestal a la explotación de madera.
 

Principios y Criterios del FSC no cumplidos por Endesa Botrosa
 
 
1. Incumplimiento del principio # 1: observación de las leyes y los principios del fsc
El manejo forestal deberá respetar todas las leyes nacionales, los tratados y acuerdos internacionales de los que el país es signatario, y deberá cumplir con todos los Principios y Criterios del FSC.
 
1.1 El manejo forestal deberá respetar todas las leyes nacionales y locales, al igual que todos los requisitos administrativos.
 
Madera no controlada: extracción de maderas sin Planes de Manejo y permisos legales.
 
 
La mayoría de la madera extraída y transportada en el Ecuador se realiza sin permisos para el aprovechamiento forestal y sin guías de movilización. Planes de Manejo y Guías de Movilización falsificadas o alteradas se venden con frecuencia. Sin embargo, por la falta del control forestal no es posible comprobar sin una investigación exhaustiva cuanta madera de ENDESA-BOTROSA proviene de fuentes no controladas. A esta falta de control hay que añadir además, la corrupción generalizada en el sector forestal y maderero y en el Ministerio del Medio Ambiente.
 
En el año 2000 SETRAFOR[1] comenzó a talar y extraer árboles ilegalmente y sin permiso de la Federación de Centros Awá del Ecuador (FCAE) en el bosque de la comunidad Awá de Balsareño, localizado en la provincia de Esmeraldas, cantón San Lorenzo, parroquia Ricaurte. La FCAE está conformada por 22 centros comunales Awá, que comparten 121.000 hás. de tierras comunales ancestrales en las Provincias de Esmeraldas, Carchi e Imbabura legalmente reconocidas como Reserva Etnobotánica Awá por el Estado Ecuatoriano. La comunidad inició un Juicio Penal contra los señores Ricardo Fernández, intermediario de SETRAFOR, y Andrés Guarderas, gerente de SETRAFOR, seguido por el centro Balsareño en el Juez Sexto de lo Penal de San Lorenzo el 11 de diciembre 2000. El 15 de mayo 2001 los acusados entraron a la comunidad para solucionar el “problema”, pagaron algo y pidieron el archivo del caso por acuerdo de las partes.
 
Otro ejemplo es el bosque de la comunidad Awá La Unión, donde el Sr. Ricardo Fernández, intermediario de SETRAFOR, presiona desde el año 2004 a la comunidad para que venda árboles. La empresa taló ilegalmente siete árboles dentro del territorio Awá, hasta que la comunidad se enteró del caso y paró la actividad.
 
 
Construcción ilegal de vías de acceso
La construcción de vías de acceso ilegales, sin permisos de la autoridad ambiental y los correspondientes Estudios de Impacto Ambiental, hacia las zonas de bosques nativos ha violado la Ley de Gestión Ambiental, la Ley Forestal y Conservación de Áreas Naturales y de Vida Silvestre.
 
En el caso de los Awá, la compañía SETRAFOR del Grupo Peña Durini, que abastece a la ENDESA-BOTROSA con la materia prima, ha construido por lo menos dos vías de acceso sin los permisos y estudios correspondientes que llegan hasta el límite o cerca del territorio Awá:
 
Provincia de Esmeraldas
1. Vía de accesos de 10 kms construida aprox. en 1990: parte de la carretera Ibarra – San Lorenzo y llega hasta La Sirena pasando por el centro Chachi La Ceiba.
 
Provincia del Carchi
2. Vía acceso de 5 kms entre Miravalle hasta Río Verde para explotar los bosques primarios de la zona Cerro las Golondrinas con una extensión de aproximadamente 20.000 has. (Fuente: CCCC[2], 2001)
 
 
1.5 Las áreas de manejo forestal deberán ser protegidas de las actividades ilegales de cosecha, asentamientos y otras actividades no autorizadas.
 
 
Endesa Botrosa es quien realiza actividades ilegales e ilegítimas de explotación de madera, mal podemos esperar que sea la empresa quien ejerza el control de las mismas, por el contrario, ella incentiva la explotación forestal y se vale de intermediarios para la compra de madera extraída de esta manera.
 
1.6 Los responsables del manejo forestal deberán mostrar un compromiso a largo plazo de adhesión a los Principios y Criterios del FSC.
 
Según e-mail de Héctor Martínez, auditor líder de GFA Terra Systems, Alemania, / RNT, Costa Rica el criterio 1.6 establece, que “el administrador/ responsable de una operación forestal debe comprometerse en el cumplimiento de los P&C del FSC no solo en la operación bajo certificación, sino en todas sus operaciones.”
 
No se cumple los P&C del FSC en la mayoría de las operaciones
ENDESA-BOTROSA obtiene el 70% de la materia prima de bosques naturales comunitarios de las provincias de Esmeraldas y Pichincha que no pertenecen a la empresa y para los cuales no existen convenios o contratos a medio o largo plazo (según comunicación personal de Fernando Montenegro[3]). ENDESA-BOTROSA, SETRAFOR, sus subcontratistas e intermediarios no manejan estos bosques según los P&C del FSC desde que entraron a Esmeraldas, y tampoco los han cambiado.
 
La mayoría de los bosques comunitarios o individuales aprovechados por ENDESA-BOTROSA son relativamente pequeños, con superficies entre menos de cien hasta unas miles de hectáreas. En estos bosques la empresa normalmente no extrae la madera de parcelas de corta anuales, o sea no corta cada año madera en una parcela definida según el ciclo de corta establecido, sino extrae la madera de todo el bosque en una sola vez. De esta manera acaba con los bosques en muy poco tiempo (según el tamaño del bosque en unas semanas, meses o en el mejor de los casos unos pocos años), lo que es ilegal y perjudica gravemente a las comunidades locales. Después abandona completamente el área para desplazarse a otro bosque, dejando así las comunidades por muchos años consecutivos sin la posibilidad de poder aprovechar maderas y por lo tanto sin ingresos. Esta estrategia es conocida a nivel mundial como “cortar, cobrar y correr” (en inglés “cut, cash and run”).
 
Lo anterior es por ejemplo el caso del bosque de la comunidad La Sirena y el bosque de la familia Rodríguez, provincia de Esmeraldas, cantón San Lorenzo, parroquia de Ricaurte. La empresa SETRAFOR (mediante su intermediario Ricardo Fernández) realizó un primer aprovechamiento industrial en 1995 y BOTROSA un segundo aprovechamiento industrial entre 1998-2003. El bosque quedó totalmente devastado y degradado. La normativa forestal del Ecuador establece que el ciclo mínimo de corta para el aprovechamiento con arrastre mecanizado es de 15 años.
 
 
INCUMPLIMIENTO DEL PRINCIPIO # 2: DERECHOS Y RESPONSABILIDADES DE TENENCIA Y USO DE TIERRA
La tenencia y los derechos de uso a largo plazo sobre la tierra y los recursos forestales, deberán estar claramente definidos, documentados y legalmente establecidos.
 
Adjudicación ilegal de tierras
ENDESA-BOTROSA ha conseguido por diferentes medios que el Instituto Nacional de Desarrollo Agrario INDA adjudique a la empresa ilegalmente tierras dentro del Patrimonio Forestal del Estado y otras fuera de él. Estas adjudicaciones de tierras están marcadas por corrupción, violación de leyes penales y contravienen la Ley Forestal en los art. 27 y 39 de la Ley de Desarrollo Agrario. La Comisión de Control Cívico de la Corrupción CCCC así lo concluye en su informe del 2001, y señala que existen indicios de perpetración de delitos tipificados en los artículos 249 y 254 del Código Penal por parte del ingeniero Duran Delgado, ex director ejecutivo del INDA, relativos a la violación de deberes y exceso de atribuciones, según lo analizado en los acápites 412 y 413 al entregar adjudicaciones a ENDESA-BOTROSA. A conclusiones similares llega la Contraloría del Estado en su informe del octubre 2003.
 
  • Adjudicaciones ilegales en Patrimonio Forestal del Estado
Según la ley ecuatoriana el Patrimonio Forestal del Estado esta regido por el Ministerio del Ambiente, que es la única institución que puede determinar sobre la tenencia de estos bosques. ENDESA-BOTROSA tiene, según la Comisión del Control Cívico de la Corrupción, más de 18.202 hás. (desde 1997 al 2000) de adjudicaciones ilegales entregadas por el Instituto Nacional de Desarrollo Agrario INDA . La Contraloría General del Estado señala más de 10 adjudicaciones ilegales entregadas por el INDA.
 
  • Según el Tribunal Constitucional del Ecuador en la resolución del caso No. 184-2002-RA resuelto el 22 de Octubre del 2002, en la ilegal adjudicación de tierras en Patrimonio Forestal del Estado por parte del INDA a las empresas ENDESA-BOTROSA en la provincia de Esmeraldas se violaron las siguientes leyes de la República del Ecuador:
 
- Ley de Gestión ambiental, los artículos 3 y 6.
- Ley Forestal y de Conservación de Áreas Naturales y Vida Silvestre, los artículos1, 2, 4, 37, 71 y 74.
- Decreto Ejecutivo 5-05 publicado en el Registro Oficial 118 del 28 de Enero de 1999 el artículo 4.
 
Las comunidades de El Pambilar y Golondrinas y la Asociación de Campesinos Ecuador Libre interpusieron un Recurso de Amparo en el Tribunal Constitucional en el año 2003. Este Amparo fue ganado en beneficio de los pobladores locales y el Tribunal exigió la reversión de las tierras ilegalmente adjudicadas por el INDA a ENDESA-BOTROSA.
 
El conflicto de tierras que tiene ENDESA-BOTROSA con la población local también está documentado en numerosos artículos publicados en los periódicos El Comercio <www.elcomercio.com.ec> y La Hora <www.lahora.com.ec>, que están entre los periódicos con mayor tiraje y difusión al nivel del país.
 
2.3 Deberán emplearse mecanismos apropiados para resolver las disputas sobre los reclamos por tenencia y derechos de uso. Las circunstancias y el estado de cualquier disputa pendiente serán considerados explícitamente durante la evaluación de la certificación. Disputas de magnitudes sustanciales que involucren intereses numerosos y significativos, normalmente descalificarán la certificación de una operación.
 
Aparte de las adjudicaciones ilegales de tierras, ENDESA BOTROSA tampoco aplica mecanismos apropiados para resolver las disputas sobre los reclamos por tenencia y derechos de uso de tierras, sino trata de resolver estos conflictos a la fuerza, violando los DD.HH. y diversas leyes penales y civiles.
 
3. INCUMPLIMIENTO DEL PRINCIPIO #3: DERECHOS DE LOS PUEBLOS INDIGENAS
Los derechos legales y consuetudinarios de los pueblos indígenas para poseer, usar y manejar sus tierras, territorios y recursos deberán ser reconocidos y respetados.
 
Violación de los derechos de pueblos indígenas
Los derechos consuetudinarios de los cuatro pueblos indígenas, Chachi, Awá, Epera y Afroecuatorianos han sido violentados por ENDESA-BOTROSA. Para poder explotar estos bosques, según denuncias de dirigentes indígenas, ENDESA-BOTROSA recurre a falsas promesas de construcción de vías, escuelas, centros de salud, canchas deportivas, etc., corrompe a los líderes comunitarios locales y a campesinos individuales para que de manera ilegal vendan los árboles o bosques comunitarios. Con esto se desconocen los derechos legales de los pueblos indígenas ya que los territorios ancestrales legalmente son indivisibles, imprescriptibles e inalienables.
 
Fueron violadas la Constitución Política del Estado en el artículo 84, capítulo V. De los Derechos Colectivos, literales 1, 2, 6, 7, 8, 10, 12, y artículo 85 referente a los pueblos negros y afroecuatorianos y el Convenio 169 de la Organización Internacional de Trabajo (sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países independientes), entre otros los artículos 4, 5, 6, 7, 12, 13, 14, 15, 16, 18.
 
Firma de contratos perjudiciales e incumplimiento de contratos existentes con comunidades indígenas
En el caso de los Chachi, ENDESA-BOTROSA ha firmado convenios claramente perjudiciales con las comunidades indígenas Chachis de Hoja Blanca, Capulí, Gualpi y Pichiyaku. A estos resultados llega Van Dam, 2004 en un estudio de campo realizado para la GTZ, donde arroja una serie de evidencias de los incumplimientos de la maderera y de los severos impactos ambientales y culturales a los que los Chachis están expuestos.
 
En el caso del contrato entre ENDESA-BOTROSA y el centro Chachi Capulí del año 1994, se estipula que la empresa “elaboraría un Plan de Manejo, construiría un camino y aprovecharía el bosque. A cambio los Chachis recibirían un canon anual por hectárea por mantener el bosque sin intervención, así como un canon por la madera extraída. Ninguno de los dos cánones fueron pagados, el ultimo porque nunca se extrajo madera” y el Plan de Manejo nunca fue aprobado por la autoridad competente (citado de van Dam, 2004).
 
 
4. INCUMPLIMIENTO DEL PRINCIPIO #4: RELACIONES COMUNALES Y DERECHOS DE LOS TRABAJADORES
El manejo forestal deberá mantener o elevar el bienestar social y económico a largo plazo de los trabajadores forestales y de las comunidades locales.
 
Sobreexplotación y degradación de los bosques explotados perjudica a las comunidades locales
ENDESA-BOTROSA sobreexplota y degrada los bosques naturales comunitarios, lo que disminuye fuertemente el uso de los recursos naturales no maderables como cacería, pesca, recolección de frutas, fibras, plantas medicinales, miel de abejas (las últimas hacen sus colmenas generalmente en árboles de Sande, que es la madera con mayor demanda por la maderera) que son una fuente importante de la base de vida de las poblaciones locales. Lo anterior es especialmente importante en el caso de pueblos indígenas como los Chachi, que tienen un fuerte vínculo con los bosques y dependen como cazadores-recolectores del mismo.
 
Como consecuencia, la población local vende muchos de los bosques comunitarios aprovechados por la empresa a compañías agroindustriales, como por ejemplo las empresas palmicultoras en la zona de San Lorenzo, que talan el bosque completamente y convierten la tierra en extensas plantaciones con palma africana o palmito. Sin bosques y tierras para poder sembrar cultivos los campesinos locales se quedan sin su sustento tradicional de vida, por lo cual suelen invadir zonas con bosques todavía remanentes. Lo último por ejemplo es el caso de la zona de Ricaurte en el cantón de San Lorenzo, parroquia Ricaurte, donde hace años los campesinos intentan invadir la Reserva Etnobotánica Awá, lo que ha provocado enfrentamientos violentos y muchos perjuicios a los Awá y la Federación de Centros Awá del Ecuador.
 
ENDESA-BOTROSA corrompe la convivencia de las comunidades
La estrategia de ENDESA-BOTROSA es relacionarse con personas y/o directivos de la comunidad o favorecer a determinadas familias y no con la comunidad en su conjunto. En el caso de los Chachi, la mayoría de las negociaciones han ocurrido en Quito, Borbón o Esmeraldas, a las cuales acudieron miembros de las directivas que a menudo se han beneficiado en forma personal de ‘donaciones’ para la comunidad. Esta actitud de los directivos debe analizarse a la luz de la pobreza material de los Chachis como pueblo ancestral, y de una generalizada cultura de corrupción que atraviesa muchos ámbitos de la sociedad ecuatoriana.
 
Accede a la madera mediante promesas falsas e incumplidas
ENDESA-BOTROSA compra la materia prima de SETRAFOR y/o subcontratistas y intermediarios madereros, que trabajan informalmente y convencen a propietarios o posesionarios individuales o comunidades con bosques en vender sus árboles ofreciendo dinero en efectivo y/o prometiendo la construcción de vías, escuelas, centros de salud, entrega de materiales y equipos, el pago de profesores, etc. Estas promesas raramente son cumplidas como ilustra el ejemplo de los Chachi ya mencionado en el principio 3.
 
También en las áreas donde la empresa supuestamente estableció relaciones a más largo plazo, la falta de un compromiso de la empresa con la población local y la falta de la socialización de los Planes de Manejo en las comunidades resultaron en la destrucción total de los bosques.
 
Eso es por ejemplo el caso de las comunidades indígenas Chachi de Pichiyacu, donde después del fracaso intento de BOTROSA de certificar el bosque de la comunidad el proceso de deforestación se ha acelerado y el bosque prácticamente ha desaparecido, incluso sacando madera de áreas estipuladas como de reserva (van Dam, 2004), y en Gualpí, donde la empresa “construyo un camino, pero las relaciones empresa-comunidad terminaron mal y la comunidad decidió permitir la entrada de otras empresas madereras, que ofrecían un precio superior por la madera” (Van Dam, 2004).
 
En la comunidad Chachi de Capulí, ENDESA-BOTROSA firmó un contrato con la comunidad en 1994, cuyo contenido es muy cuestionable y que además nunca se ejecutó. Recién en 1997, la empresa elabora un Plan de Manejo para Capulí, pero no llegó a ser aprobado por la autoridad competente. El camino prometido nunca fue construido y nunca se inició el aprovechamiento. En 1999 la comunidad decide que el contrato no será más por el territorio en su conjunto sino solamente por 6000 hás.
 
Represión y violación de los derechos de comunidades locales
En la zona de El Pambilar la explotación forestal que ENDESA-BOTROSA está llevando a cabo ha perjudicado los pobladores de esta comunidad, que se han agrupados en la Asociación “Ecuador Libre”, y quienes durante años han denunciado ante diferentes instancias judiciales del país violaciones reiteradas a sus derechos civiles y humanos por parte de los empleados de seguridad de la empresa .
 
Las comunidades de Pambilar y Golondrinas no han recibido ningún beneficio social ni económico del grupo Peña-Durini, sino que por el contrario se han visto afectados en su integridad física y psicológica por los reiterados ataques de la seguridad de la maderera. ENDESA BOTROSA tiene contratados guardias privados que actúan violentamente contra la población local, pasando a ser verdaderos sicarios. Los medios usados por la empresas y las personas contratadas por la misma son la corrupción de dirigentes, la intimidación, impedimento del libre transito por la zona, destrucción y quema de propiedades privadas como casas, cultivos y animales domésticos, disparos contra viviendas y personas, secuestros, tortura, levantamiento de falsas acusaciones en cortes penales, con cargos de terrorismo a simples campesinos, entre otros.
 
Estos hechos se encuentran plenamente registrados con testimonios, fotografías denuncias ante la policía, quien curiosamente no actúa en defensa de los afectados, pues también ha sido corrompida por ENDESA-BOTROSA, al igual que los jueces y fiscales. Ecuador Libre a través de su líder Floresmilo Villalta, quien ha sido varias veces maltratado por los guardias e injustamente apresado acusado de terrorismo por ENDESA-BOTROSA, ha interpuesto un juicio en la Comisión Interamericana de DD.HH., esperando recibir apoyo internacional ya que los niveles de corrupción que mueve la empresa no garantiza el respeto a su vida ni de los pobladores del Pambilar. También existen registros ante instancias de DD.HH. nacionales e internacionales, por ejemplo por el Comité Ecuménico de Derechos Humanos CEDHU en el caso de la Asociación Ecuador Libre que denunció la violencia de Endesa-Botrosa[4]
 
No cumple con los derechos de los trabajadores
Los subcontratistas e intermediarios madereros de ENDESA-BOTROSA no cumplen con las normas laborales y de seguridad del país. Las empresas tercerizadoras no cumplen con las exigencias nacionales en cuanto a la seguridad social ni normas adecuadas de protección a los trabajadores. Endesa-Botrosa soluciona este problema presentando una nómina de sus “empleados” afiliados al seguro social y deslindándose de todo un número importante de operarios que trabajan para la empresa, pero a nombre de otros.
 
 
5. INCUMPLIMIENTO DEL PRINCIPIO #5: BENEFICIOS DEL BOSQUE
El manejo forestal deberá promover el uso eficiente de los múltiples productos y servicios del bosque para asegurar la viabilidad económica y una gama amplia de beneficios ambientales y sociales.
 
La actividad de ENDESA BOTROSA afecta severamente a las comunidades de campesinos e indígenas que viven en los bosques naturales, quienes se beneficiaban de una serie de servicios y recursos no maderables del mismo. Sin embargo al llegar la maderera se crean una serie de necesidades antes inexistentes, que solamente se pueden satisfacer por medio del dinero proveniente de la venta de madera. Al acabarse el bosque también se acaba la posibilidad de cualquier otro ingreso. Durante la explotación de madera no se fomenta el uso de los otros productos del bosque, y se da un brusco salto cultural de ser una sociedad de cazadores recolectores, o agricultores a cortadores y empresarios de la madera.
 
 
 
5.3 El manejo forestal deberá minimizar los desperdicios asociados con las operaciones de aprovechamiento y de transformación "in situ," así como evitar el daño a otros recursos forestales.
 
Por la falta de la ejecución de los Planes de Manejo, en el caso que existan, y la falta de capacitación adecuada del personal, se producen enormes desperdicios asociados con las operaciones de aprovechamiento en bosques naturales de ENDESA BOTROSA. No existe una planificación adecuada de las vías de arrastre, por lo cual los tractoristas abren caminos en forma no planificada y controlada. No se detectan y se talan muchos árboles sobremaduros, los cuales una vez comprobada su inaptitud para el procesamiento industrial, se quedan botados en el bosque.
 
5.4 El manejo forestal deberá orientarse hacia el fortalecimiento y la diversificación de la economía local, evitando así la dependencia en un solo producto forestal.
 
ENDESA BOTROSA solamente compra maderas, y los precios pagados por la empresa son mínimos. Localmente paga por árbol entre 20,00 USD (para maderas blandas) hasta 40,00 USD (para maderas duras). De cada árbol se obtiene entre tres y cuatro metros cúbicos de madera aprovechable, lo que da un precio de hasta 6,70 USD/m3 para la madera blanda y hasta 13,30 USD/m3 de madera dura. De esta forma las comunidades se han convertido en totalmente dependientes del comercio de madera con la empresa. 
 
5.5 El manejo forestal deberá reconocer, mantener y, cuando sea necesario, incrementar el valor de los recursos y servicios del bosque, tales como las cuencas hidrográficas y los recursos pesqueros.
 
Testimonios de comunidades que se encuentran dentro del perímetro de la explotación forestal de Endesa-Botrosa dan cuenta de disminución de las cuencas hídricas y de pozos de agua dulce.
 
5.6 La tasa de cosecha de productos forestales no deberá exceder los niveles que puedan ser permanentemente mantenidos.
 
La empresa suele aprovechar todas las maderas blandas aprovechables industrialmente. Según indicaciones de Fernando Montenegro, la empresa aprovecha en bosques naturales con maquinaria pesada entre 10 hasta 40 m3/há. de madera, equivalente a 3 hasta 13 árboles / há. Esto difícilmente es posible según las Normas para el Manejo Forestal Sustentable del Ecuador del año 2000, que permitan como intensidad de aprovechamiento un máximo del 30% del área basal por hectárea en bosques naturales.
 
 
6. INCUMPLIMIENTO DEL PRINCIPIO #6: IMPACTO AMBIENTAL
Todo manejo forestal deberá conservar la diversidad biológica y sus valores asociados, los recursos de agua, los suelos, y los ecosistemas frágiles y únicos, además de los paisajes. Al realizar estos objetivos, las funciones ecológicas y la integridad del bosque podrán ser mantenidas.
 
 
Endesa Botrosa durante sus 20 años de operación ha depredado la selva tropical de Esmeraldas convirtiendo extensas zonas en monocultuivos de palma africana. La mayor parte de sus operaciones se realizan sin un plan de manejo y de esta forma no conservan en ninguna manera la diversidad biológica y sus valores asociados, los recursos de agua, los suelos, y los ecosistemas frágiles y únicos, además de los paisajes y las funciones ecológicas y la integridad del bosque.
 
La explotación forestal más importante de la maderera se realiza en el bloque 10 del Patrimonio Forestal del Estado, categorizado así por la abundante diversidad biológica y sobre todo por la intención de conservar las vertientes de agua dulce de las que nacen las cuencas hidrográficas de la región.
 
El modo de operación de esta maderera nos hace concluir de que de existir un plan para conservación este será únicamente de cara de obtener la certificación FSC y solamente para los bosques y plantaciones que serán examinadas.
 
No es justo dejar en la impunidad e inclusive premiar al autor directo de la destrucción de uno de los 10 hot spots en biodiversidad del mundo
 
7. INCUMPLIMIENTO DEL PRINCIPIO #7: PLAN DE MANEJO
Un plan de manejo -- de acuerdo a la escala y a la intensidad de las operaciones propuestas -- deberá ser escrito, implementado y actualizado. En el mismo se deberán establecer claramente los objetivos del manejo, y los medios para lograr estos objetivos.
 
Aunque posiblemente para muchas áreas la empresa elabora y aprueba Planes de Manejo estos suelen ser copiados uno del otro y solamente existen en el papel y no se ejecutan en el campo.
 
7.4 Los productores forestales deberán tener un resumen de los elementos principales del plan de manejo, incluyendo aquellos enlistados en el Criterio 7.1. Se respetará la confidencialidad de esta información.
 
Los Planes de Manejo, en los lugares donde existen, no son elaborados y socializados con los propietarios y comunidades con bosques y tampoco se les entregan resúmenes de los elementos principales del Plan de Manejo.
 
 
8. INCUMPLIMIENTO DEL PRINCIPIO #8: MONITOREO Y EVALUACION
Deberán evaluarse -- de acuerdo a la escala y a la intensidad del manejo forestal -- la condición del bosque, el rendimiento de los productos forestales, la cadena de custodia, y la actividad del manejo y sus impactos sociales y ambientales.
 
En los bosques naturales aprovechados por ENDESA-BOTROSA no existe ningún tipo de monitoreo o evaluación. Después del aprovechamiento la empresa suele abandonar los bosques completamente, no se establece ningún tipo de monitoreo, evaluación o de seguimiento.
 
8.4 Los resultados del monitoreo deberán ser incorporados en la implementación y en la revisión del plan de manejo.
 
No existe monitoreo.
 
8.5 Los productores forestales deberán tener un resumen disponible al público de los resultados de los indicadores de monitoreo, incluyendo aquellos enlistados en el criterio 8.2.
 
 
A los productores forestales no se les entregan resúmenes de los resultados de los indicadores de monitoreo, incluyendo aquellos enlistados en el criterio 8.2.
 
 
9. INCUMPLIMIENTO DEL PRINCIPIO 9: MANTENIMIENTO DE BOSQUES CON ALTO VALOR DE CONSERVACION.
Las actividades de manejo en bosques con alto valor de conservación (BAVC) mantendrán o incrementarán los atributos que definen a dichos bosques. Las decisiones referentes a los bosques con alto valor de conservación deberán tomarse siempre dentro del contexto de un enfoque precautorio.
 
Los bosques remanentes en Esmeraldas y Pichincha (menos de 4% de la cobertura original) deben ser considerados como BAVCs. La zona pertenece a la bio región de El Chocó y es uno de los hot spots de mayor biodiversidad y endemismo al nivel mundial. Pese a el rico registro que ya existe en cuanto al numero de especies vegetales y animales en esta zona, ENDESA-BOTORSA ha explotado estos bosques sin ningún tipo de medida cautelatoria para su protección.
 
 
10. INCUMPLIMIENTO DEL PRINCIPIO 10:
Las plantaciones deberán ser planeadas y manejadas de acuerdo con los Principios y Criterios del 1 al 9 y con los Criterios del Principio 10. Si bien las plantaciones pueden proporcionar un arreglo de beneficios sociales y económicos y pueden contribuir en la satisfacción de las necesidades de productos forestales del mundo, éstas deberán complementar el manejo de, reducir la presión sobre y promover la restauración y conservación de los bosques naturales.
 
10.7 Deberán tomarse medidas para minimizar los daños por plagas, enfermedades, fuego y sobre la introducción de plantas invasoras. Un manejo integrado de plagas, debe formar parte esencial del plan de manejo. Siempre que sea posible, los métodos de prevención y control biológico deberán ser usados en lugar de los pesticidas y fertilizantes químicos. La planeación de la plantación deberá esforzarse para no usar pesticidas y fertilizantes químicos, incluyendo su uso en los viveros. El uso de químicos está también cubierto por los criterios 6.6 y 6.7
 
La empresa “perdió” una plantación de 2.500 hás. de Pachaco por ataque de plagas (comunicación personal de Fernando Montenegro), lo que evidencia la falta de un manejo adecuado y de plagas por parte de la empresa en sus plantaciones.
 
10.9 Las plantaciones establecidas en áreas convertidas de bosques naturales después de noviembre de 1994, normalmente no calificarán para la certificación. La certificación podrá permitirse en circunstancias donde se presenten a los certificadores pruebas suficientes de que los administradores/propietarios no son responsables directa o indirectamente de dicha conversión
 
ENDESA-BOTROSA estableció plantaciones en áreas convertidas de bosques naturales después de noviembre de 1994 y la empresa es directamente responsable de dicha conversión. ENDESA-BOTROSA organiza y financia grupos de colonos y sus asociaciones y cooperativas para acceder a tierras. Los colonos invaden y se asienten en bosques naturales con apoyo de la empresa, donde talan una parte de los bosques durante unos años y establecen cultivos y potreros. Después los colonos venden sus fincas a ENDESA-BOTROSA, lo que permite a la empresa adjudicarse de estas tierras. Según el informe de la Comisión Cívica de Control de la Corrupción SETRAFOR intentó adjudicarse de esta manera 16.000 hás. de bosques primarios en la zona del Cerro las Golondrinas, localizado en el sur occidente de la provincia del Carchi. Según el informe “el INDA pretende adjudicar tierras de propiedad del Estado a la Asociación de Trabajadores Autónomas San Vicente 4.000 has y la Asociación Forestal Turística Vista Hermosa del Río Tigre 12.000 has”, vinculadas a ENDESA-BOTROSA.
 
 
 
Anexos
 
Citas de:
van Dam, C.; 2004: Evaluación no-formal del manejo forestal comunitario del Centro Chachi Capulí en la perspectiva de su certificación forestal según los estándares del FSC Programa Manejo Forestal Comunitario Esmeraldas MFC-E- Cooperación Técnica Alemana GTZ, Esmeraldas, Ecuador. 24p.


[1] Empresa Maderera del grupo Peña Durini, íntimamente vinculada a Endesa-Botrosa
[2] Comisión del Control Cívico Contra la Corrupción
[3] Director Ejecutivo de Fundación Forestal Juan Manuel Durini
[4] Ver solicitud de apoyo internacional para la liberación de Floresmilo Villalta y otros documentos relacionados con la empresa Botrosa en la página web del Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales. http://www.wrm.org.uy/boletin/80/Ecuador2.html