no-comemos-cuentos

siteon0-1542c

sosae

ae 30

 ceremonia

imagen epu2

eroor

ORGANIZACIONES AMIGAS

ieetm

clinica

rallt

tegantai

amazon

yasus

qqwq

 

PROYECTO ECOFOREST 2000 PDF Imprimir Correo electrónico
Domingo 31 de Diciembre de 2000 19:00

PROYECTO ECOFOREST 2000.

EMPRESAS MADERERAS ENDESA/BOTROSA

El conflicto surge cuando se conoce en 1991 públicamente que la Fundación Juan Manuel Durini FFJMD gestiona un proyecto ante el IFC (Corporación Financiera Internacional) y el GEF (Global Environmental Facility) - Banco Mundial. La propuesta era de un financiamiento de 12.8 millones USD, de los cuales 2 millones eran donación, más un monto adicional de 500 mil USD para actividades de investigación, vigilancia y evaluación al proyecto. El proyecto ECOFOREST 2000 aprobado en junio de 1992 consistía en la compra de 5000 has de tierra para plantaciones comerciales para proveer la madera necesaria para el autoabastecimiento de las empresas ENDESA-BOTROSA y 1000 has para reservas.

Duración del conflicto 1991-1995
Ubicación Noroccidente del Ecuador. Provincias de Esmeraldas, Imbabura y Pichincha.
Población afectada Comunidades indígenas, afroecuatorianas y campesinas
Iniciadores del conflicto Empresas madereras ENDESA /BOTROSA Fund. Forestal Juan Manuel Durini
Actor local Unión Noroccidental de Organizaciones Campesinas y Poblacionales de Pichincha UNOCYPP
Autoridades involucradas INEFAN-MAG
Instituciones internacionales Global Environmental Found GEF, IFC, Banco Mundial
Bienes ambientales comprometidos Bosques, biodiversidad, fuentes de agua, suelos, tierras

 

ACCIONES DE LA POBLACION

Ante esto, la Unión Noroccidental de Organizaciones Campesinas y Poblacionales de Pichincha UNOCYPP denuncia que las empresas madereras ENDESA-BOTROSA recibirán este financiamiento del Banco Mundial para el proyecto, lo que rechazan manifestando que esta compañía a realizado sus actividades destructivas desde hace una década, que la explotación de los recursos madereros no ha beneficiado a la población local y más bien han traído graves consecuencias sociales, económicas y ambientales. Se manifiesta además que se han registrado casos de delincuencia común y enfrentamientos violentos a raíz de la presencia de trabajadores traídos por ENDESA, que son totalmente extraños a la zona. (Acción Ecológica, 1992).

Organizaciones como CONAIE, Acción Ecológica, CIDESA, ECOCIENCIA, FUNDEAL, UNOCYPP se pronunciaron en contra de esa propuesta por ser atentatoria contra los intereses económicos y culturales de la nacionalidad Chachi y de las poblaciones negras de la Cuenca del río Santiago. El Banco Mundial desistió de firmar el contrato con las empresas ENDESA-BOTROSA ante los continuos y permanentes reclamos de la FECCHE y organizaciones ecologistas.

Las principales críticas al proyecto consistían en la necesidad de una evaluación más detenida de las consideraciones ambientales, problemas sociales derivados del desplazamiento de los colonos por la compra de sus predios para acceder a la explotación de sus bosques y la vinculación de FFJMD con empresas forestales que desarrollan prácticas no sustentables y que corresponden a un sector empresarial que se considera no debe ser beneficiario de fondos GEF (F. Natura, 1993).

Otras consideraciones hacían referencia a que debido al largo periodo de crecimiento de los árboles se necesita un período de transición antes de que las plantaciones del proyecto y otras establecidas satisfagan la demanda de las empresas, por lo que parte de la madera provendrá de territorios indígenas, incluidas las comunidades Chachis y comunidades campesinas. (Umaña, 1993).

RESULTADOS Y EFECTOS

a. El Proyecto ECOFOREST 2000 fue suspendido por las denuncias de las organizaciones campesinas y de las ONGs nacionales que los respaldaron.

b.
Las empresas madereras paralelamente a este conflicto negociaron derechos exclusivos de explotación de madera en territorios Chachis, y los contratos de arrendamiento de sus bosques por veinte años han sido respaldados y avalados por Fundación Natura y COMUNIDEC.

c.
Durante el proceso según denuncias de ex-dirigentes Chachis las empresas madereras ENDESA-BOTROSA han sobornado y coimado a los dirigentes, condicionando apoyos económicos a la firma del convenio de arrendamiento de tierras.

d.
El Centro Chachi El Encanto se resistió a las presiones para el arrendamiento de sus tierras, presiones que llegaron incluso al amedrentamiento de su Presidente, German Añapa mediante hombres armados que le golpearon y recriminaron por oponerse a las madereras, le decían "no jodas a la compañía, vas a morir por joder a la compañía" (Robalino, 1997).