AUDIENCIA FINAL POR EL ASESINATO DEL LÍDER SHUAR ANTIMINERO JOSÉ TENDETZA PDF Imprimir Correo electrónico
Jueves 11 de Febrero de 2016 21:58

José TendetzaDesde ayer miércoles 10 de Febrero de 2016, se lleva a cabo la audiencia de juicio en el Tribunal de Garantías Penales de Zamora Chinchipe, por el asesinato producido el 2 de Diciembre de 2014 del líder shuar antiminero José Tendetza, hallado muerto a la orilla del río Zamora y encontrado por un grupo de trabajadores mineros.

Durante estos días hasta el próximo sábado, se estarán presentando en la audiencia las pruebas, los datos periciales, la autopsia, así como los testimonios de la presencia de la policía en el lugar y los testigos.

El asesinato de José Tendetza ocurre en medio de una violencia creciente y conflictividad a partir de la instalación del Proyecto Minero Mirador, ubicado en la Cordillera del Cóndor, en la Parroquia de Tundayme, que es parte del territorio shuar. Lo grave de este asesinato es que ocurre inserto en una política de la empresa minera Ecuacorriente S.A. (ECSA) que ha venido recopilando información a través del mapeo de actores de la zona, de personas calificadas como opositoras al proyecto minero, siendo estigmatizados en una lista que ubica de bajo, medio y alto la oposición de comuneros y actores locales. En esas listas se encontraba el nombre de José Tendetza.

Hasta el momento son dos hombres, trabajadores de la empresa minera ECSA, presentados por el propio Ministerio del Interior como los principales sospechosos del asesinato de José Tendetza.

El Tribunal de Garantías Penales de Zamora, integrado por tres jueces, dictará este sábado la resolución del caso y la sentencia.

En el proceso judicial del asesinato de José Tendetza se han dado una serie de irregularides. Entre estas cabe mencionar la mala actuación médica por parte del perito forense que atendió el caso. A pesar de la visibilidad de la violencia ejercida en el cuerpo de José Tendetza, no se practicó la autopsia y fue rápidamente enterrado en calidad de N/N (sin identidad) y como muerte natural.

Debido a la presión ejercida, se procedió a practicar una segunda autopsia, que permitió determinar la causa de la muerte por asesinato con violencia. El perito de esta segunda autopsia debía entregar esta información a la fiscalía, sin embargo el Ministro del Interior hizo pública información que era reservada y a la que no habían tenido aún acceso ni siquiera el abogado de la familia Tendetza.

Extraño también resulta, que una vez emitida la certificación por parte de la empresa de telefonía “Claro”, en la que consta el uso del teléfono de José Tendetza, que fue encontrado en posesión de uno de los dos acusados, la misma empresa “Claro”, posteriormente, se retracta y envía una notificación diciendo que fue un error.

Desde Acción Ecológica hacemos un llamado para que prime una justicia independiente que supere las irregularidades que se han dado durante todo el proceso.