tips web

to12

siteon0-1542c

sosae

imag

ae 30

 ceremonia

imagen epu2

eroor

ORGANIZACIONES AMIGAS

ieetm

clinica

rallt

tegantai

amazon

yasus

qqwq

 

Criminalización de defensores de la naturaleza

sol

Criminalización a las y los defensores de la naturaleza en tiempos de revolución ciudadana ...

 Defender la naturaleza es sobre todo un derecho reclamado por personas, comunidades o pueblos  que se proponen impedir la contaminación o destrucción del agua, los bosques, páramos, ríos, manglares o zonas de cultivo. Ejercer este derecho no es ni ha sido sencillo. Detrás de las luchas de resistencia frente a operaciones y proyectos extractivos y agroindustriales se cuentan historias de represión, hostigamientos, procesos judiciales y encarcelamientos, impulsados por empresas nacionales y transnacionales y el estado con apoyo de fuerzas de seguridad públicas y privadas.

Si bien una parte de estas historias vividas por cientos de defensores y defensoras de la naturaleza  sucedieron durante la noche neoliberal, nuevas historias de criminalización han surgido en tiempos de revolución ciudadana, lo que resulta preocupante considerando que:

La asamblea constituyente de 2008 otorgó amnistía a más de seiscientas personas defensoras de la naturaleza que habían sido judicializadas por “ejercer el derecho al reclamo en defensa de los recursos naturales y por alcanzar una vida digna dentro de un ambiente ecológicamente sano y libre de contaminación”, con lo cual se reconoció la legitimidad de las acciones de resistencia y protesta realizadas por las y los defensores de la naturaleza

crimen2Por su parte, la Constitución vigente a partir de 2008 establece derechos que refuerzan y validan la defensa de la Pachamama.  Primero, por obvias razones, está el derecho a la resistencia (artículo 98), además de otros como el derecho de la naturaleza a ser defendida (artículo 71), el reconocimiento del agua como derecho humano fundamental (artículo 12), así como la prohibición expresa de su privatización y el establecimiento de una prelación en su uso, privilegiando el consumo humano, la agricultura familiar y el cuidado de la naturaleza (artículo 318), la soberanía alimentaria como garantía para toda la población (artículo 281), y el carácter plurinacional del estado (artículo 1).

La defensa de la naturaleza no puede ser convertida en delito, ni sus defensores estigmatizados como terroristas.  Las organizaciones y movimientos sociales del Ecuador le han apostado por largo tiempo a la construcción de nuevas formas de relacionamiento cariñoso con la Pachamama,  creando y fortaleciendo tejidos comunitarios, pasos ciertos para un nuevo paradigma de  transformación.