ALERTA NARANJA N° 4 Imprimir
Jueves 21 de Julio de 2011 23:20

portada-clinicaEn medio de la crisis de la civilización, la crisis de la basura expresa con claridad lo absurdo e imposible del capitalismo. El desecho es un reflejo del modelo de desarrollo y el tipo de Estado; estudiar la basura que produce una sociedad, cómo ésta se genera, acumula, y dispone, deja ver las desigualdades entre grupos sociales , relaciones de poder, el tipo de políticas públicas y sus formas de gestión.

La basura nos demuestra que la fe en el desarrollo de tecnologías dañinas, visibiliza la desigualdad creciente, y el rol del Estado como cómplice de los verdaderos responsables de la producción de basura que son la industria pesada, transnacional y el sector agroalimentario multinacional.

Sin lugar a dudas la cantidad (si es posible de reciclar) y calidad (si son biodegradables) de la basura es uno de los factores más importantes para comprender los conflictos socioambientales actuales porque son consecuencia de las sociedades industriales.

Por ello, en medio de un modelo que depende de la extracción de materias primas y que apuesta por la agricultura y agropecuaria intensivas, el problema de los desechos llega a extremos nunca antes concebidos. Un modelo en el que las diferencias entre ricos y pobres crecen de forma alarmante y el comercio impone patrones de producción y de consumo insostenibles.

pdf Descargar documento