DEFENDER EL YASUNÍ ES UNA FORMA REAL DE COMBATIR AL CAMBIO CLIMÁTICO PDF Imprimir Correo electrónico
Martes 01 de Octubre de 2013 18:31

Hoy, 30 de septiembre, será presentado a nivel internacional el nuevo informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC), AR5: ‘Cambio climático 2013: las bases de las ciencias físicas’. Seis años de nuevas investigaciones con un total de 209 autores principales, 50 editores y 600 colaboradores de más de 30 países contribuyeron a la preparación del documento.

El informe ratifica que el calentamiento global es inequívoco, como ya lo había señalado el anterior informe del 2007. Lo observado desde la década del 50 confirma que los cambios en el clima no tienen precedentes en el último milenio, las concentraciones de CO2 aumentaron, los glaciares y capas de hielo disminuyeron, la tierra y los océanos se calentaron, y el nivel de los mares creció.

A pesar de que estas tendencias ya eran conocidas desde hace varios años, los gobiernos nunca llegaron a acuerdos a favor del clima en la Convención de Cambio Climático, por el contrario, lo propuesto sólo evade el problema y los negociadores plantean falsas soluciones como el mercado de carbono.

La quema de petróleo, gas y carbón es la causa principal del cambio climático, así, a verdadera solución está en no extraer más hidrocarburos y, junto con ello, apoyar la agricultura campesina -que contribuye sustancialmente a construir (sin petróleo) soberanía alimentaria en lo local, nacional y global- y respetar los derechos de los pueblos que protegen los bosques.

La propuesta del Yasuní-ITT también nació con el objetivo de no quemar más petróleo y mantenerlo en el subsuelo, como contribución concreta a detener el cambio climático. Pero, una vez que la defensa de la iniciativa fuera abandonada por el gobierno del Ecuador que la usó como un compromiso ambiental emblemático, la propuesta volvió a manos de quienes genuinamente están dispuestos a sostenerla, en su mayoría jóvenes que crecieron escuchando en las aulas sobre la crisis climática y la belleza del Yasuní.

Ecuador no es responsable del calentamiento global pero su sociedad ha sido capaz de construir y defender propuestas frente a la crisis climática, como es la conservación de la zona más biodiversa del planeta, el Yasuní, y respetar a los pueblos Tagaeri y Taromenane que tienen a esta zona como su hogar.

No es exagerado decir que las movilizaciones que hoy se dan en diferentes ciudades del Ecuador son las primeras manifestaciones masivas en contra del cambio climático porque enfrentan al petróleo como causante de la crisis y proponen la conservación de los bosques tropicales y el respeto de los derechos de los pueblos como solución. Son movilizaciones que se anticipan, como expresión de la energía y la pasión con que podremos fundar la civilización post-petrolera.

Acción Ecológica

NOTA: Se puede obtener el informe AR5 del IPCC aquí http://www.climatechange2013.org/images/uploads/WGIAR5-SPM_Approved27Sep2013.pdf


--
NOTA: Esta imagen incluida en el AR45 muestra que Guayaquil será una de las 10 ciudades del mundo que tendrá que destinar más recursos (3.100 millones de US$) hacia el 2050 para combatir las inundaciones que sufrirá y tratar de reparar sus daños.