Acuerdo Comercial con la Unión Europea: la banana republik continúa ...

 Imprimir
Jueves 17 de Julio de 2014 11:11

 Para muchos, la principal motivación del gobierno del Ecuador para firmar un acuerdo comercial tipo TLC con la U.E. es conseguir que baje el arancel del banano a su ingreso en el mercado europeo. En la sabatina del sábado 12 de Julio, se reconoce que existe presión en este sentido. Es necesario entonces, conocer más sobre el funcionamiento del negocio bananero en nuestro país.

La producción de banano en el Ecuador se asienta en unas 200 mil hectáreas, de las cuales el 36% corresponden a unidades productivas pequeñas que representan al 80% de los productores de banano. Mientras, los medianos y grandes productores, que son el 20% restante, controlan el 64% del área sembrada con esta fruta. Es decir, existe una concentración de la tierra en manos de los mayores productores de banano, algunos de los cuales controlan, además, la exportación (1)

Las mayores empresas exportadoras de banano -año 2010- son: UBESA (Grupo Dole, EE.UU.), Pacific Crown consumoFruit (Bagnilasa, Rusia), Bananera Continental (Grupo Noboa, Ecuador), Fruitstylelife (Grupo Conana, Alemania), Reybanpac (Grupo Wong, Ecuador), OroBanana (Grupo OBSA, Ecuador), Brundicorpi (Grupo Chiquita, EE.UU.), Ecuagreenprodex (Grupo Banex, Rusia), Asoagribal (Ecuador), Sertecban (Grupo Gropoagro, Ecuador) (2)

La concentración de la tierra va de la mano con la concentración del agua. Un informe del Foro de Recursos Hídricos advierte que sólo excepcionalmente se encuentran plantaciones de banano sin agua de riego, que por cierto es no autorizado, es decir ilegal, en por lo menos cinco veces la cantidad de agua que sí cuenta con una autorización. (3)

El economista ecológico Joan Martínez Alier alerta sobre el hecho de que en las exportaciones de banano también se está exportando potasio y agua, elementos sustanciales de la fertilidad del suelo, que no regresan al campo. Este empobrecimiento de nuestras tierras como consecuencia de enviar potasio y agua a los consumidores que consumen ese banano en el mercado global, es parte de un comercio ecológicamente injusto.

Además de la concentración de la tierra y del agua, otros problemas tienen que ver con que los pequeños y medianos productores están atados a los grandes productores/exportadores no sólo para la venta del banano sino porque ellos controlan el negocio de la fumigación contra la sigatoka negra, la verificación de calidad, la venta de plásticos para protección y embalaje, la venta del cartón, a más de la importación y distribución de plaguicidas, fertilizantes y otros insumos. (4)

Si se quiere apoyar a los pequeños productores de banano se debería construir con ellos una política orientada a apoyar su transición hacia la agroecología, la forma más cierta de construir soberanía alimentaria, autonomía y dignidad campesina.

También hay que tomar en cuenta las deplorables condiciones laborales en las plantaciones, tantas veces denunciadas; y la situación de salud que atraviesan las poblaciones afectadas por las fumigaciones aéreas: el porcentaje de abortos es más alto y con tendencia creciente, si se compara con zonas no afectadas por esta contaminación; en cuanto al número de niños nacidos con malformaciones también es mayor, 26 por cada mil en zonas afectadas por fumigaciones, frente a 2 en otras zonas. (5)

... En nombre del libre comercio ¿todo vale?

Notas

1. Darío Cepeda. Cuando las manos hacen el racimo: condiciones de producción y trabajo del banano en el Ecuador. En: ¿Agroindustria y Soberanía Alimentaria? Hacia una ley de Agroindustria y Empleo Rural. SIPAE. 2011

2. AEBE, 2011

3. Foro de Recursos Hídricos. El despojo del agua y la necesidad de una transformación urgente. 2008

4. Heifer. Acuerdo Comercial Multipartes Ecuador-Unión Europea: negociación de un TLC encubierto. 2014

5. Adolfo Maldonado y Ana María Martínez. Impacto de las fumigaciones aéreas en las bananeras de Las Ramas-Salitre-Guayas. 2007

 

Más información sobre el banano en el Ecuador

 

Una mirada al banano transgénico desde la ecología política