Eduardo Galeano en la memoria Imprimir
Jueves 16 de Abril de 2015 11:19

Galeano se fue. Pero dejó enorme inspiración para las tareas pendientes. Desde nuestra esquina recordaremos siempre la defensa de la naturaleza de la que él se abanderó  en el 2008 cuando vino a Ecuador y junto a decenas de miles de soñadores respaldó el reconocimiento de los Derechos de la Naturaleza en la Constitución del Ecuador.

 

Ese mismo año, cuando fue invitado a participar durante las jornadas de reflexión en torno a los Derechos de la Naturaleza en Montecristi, escribió:

 

"La naturaleza tiene mucho que decir, y ya va siendo hora que nosotros, sus hijos, dejemos de fingir que somos sordos. Y tal vez hasta Dios escuche el llamado que está   saliendo de este país andino, y amplíe al décimo primer mandamiento, que olvidó en las instrucciones que nos dio allá en el Monte Sinaí: “Amarás a la naturaleza, de la cual eres parte.”


Un año después la voz de Galeano se hizo eco de un llamado internacional al gobierno del Ecuador para pedirle que se retracte de su decisión (tomada en marzo de 2009) de retirar la personería jurídica a Acción Ecológica, pretendiendo condenarla a la desaparición y el olvido. Fueron miles de voces desde todos los rincones del planeta las que reclamaron al gobierno detener el atropello contra los defensores de la naturaleza y las organizaciones que son parte de esta lucha por la vida. Finalmente la sinrazón dio pie atrás, se restituyó a esta organización su derecho a existir y con ello, su derecho a defender la naturaleza y la vida. Este fue su mensaje:

"Querido Rafael

Mis amigos me cuentan que la organización "acción ecológica" ha sido clausurada por decisión oficial.
me cuesta creerlo.
ojalá no sea cierto.

yo fui, y sigo siendo, uno de los muchos que celebramos la nueva constitución del ecuador, que por primera vez en la historia ha consagrado los derechos de la naturaleza.
y yo fui, y sigo siendo, uno de los muchos que creemos que la independencia de las organizaciones ecologistas es la mejor garantía de la defensa de esos derechos.

va el abrazo de siempre,

Eduardo Galeano"


Partió Eduardo, para nosotros y nosotras un incansable defensor de las causas justas, una de esas personas que iluminan la vida, que ayudan a encontrar senderos por donde camine la verdad, la justicia, la democracia, el reencuentro con la naturaleza y su voz. Dejemos de fingir sordera, como fue su pedido.

Adiós Galeano, parte bien.

Acción Ecológica
Quito, 14 de abril 2015