ECOLOGISTAS RECHAZAN A UN MINISTRO PETROLERO EN EL MAE PDF Imprimir Correo electrónico
Martes 04 de Diciembre de 2018 19:26

El día de ayer, 3 de diciembre, el Presidente del Ecuador nombró a Marcelo Mata como nuevo Ministro del Ambiente.

En la hoja de vida de Marcelo Mata resaltan sus funciones como responsable de medio ambiente, seguridad, salud ocupacional y calidad de la empresa petrolera Repsol, transnacional de origen español. Repsol es una de las petroleras que opera en el Parque Nacional Yasuní, en el denominado Bloque 16, donde aplica estándares extremadamente bajos, y donde se han dado episodios de violencia entre miembros del pueblo Waorani y grupos en aislamiento voluntario.

En la década de 1990, cuando se inicia la explotación petrolera en el Yasuní, la “Campaña Amazonía por la Vida” lideró la oposición a la concesión petrolera hecha a la empresa Conoco, primera operadora del bloque 16, y a la construcción de la carretera hoy conocida como “Vía Maxus”. Después de pasar por varias manos, esa operación petrolera pasó a manos de Repsol.

Es inaceptable que hoy se ponga al frente del Ministerio del Ambiente a un antiguo funcionario de la primera empresa petrolera en explotar en este parque nacional, el más biodiverso del Ecuador, y donde existen pueblos en aislamiento voluntario.

Consideramos que no es coincidencia que, cuando se presenta un presupuesto general del Estado que incluye los ingresos que generaría la explotación del llamado “campo Ishpingo”, se nombre un Ministro del Ambiente petrolero que trabajó en una empresa comprometida con la extracción de crudo en el Yasuní.

Recordemos que los dos anteriores Ministros del Ambiente dimitieron a sus cargos porque no quisieron otorgar la licencia ambiental para la explotación petrolera en Ishpingo. Ishpingo es una zona en la que no se puede explotar crudo, por estar en el área de amortiguamiento de la zona intangible y porque en la consulta popular del 4 de febrero de este año, la población ecuatoriana votó porque se reduzca el área de explotación petrolera en el Yasuní. La explotación de este campo constituye una inobservancia del Mandato Popular consagrado en la consulta.

El ministro Mata ha participado además en procesos de políticas públicas para el área minera, por lo que los movimientos ecologistas del país tememos que su nombramiento facilite la operación minera en zonas de fragilidad ambiental.

Es inaceptable que en el país cuya Constitución establece los Derechos de la Naturaleza, tengamos un ministro petrolero y minero; por ello, pedimos su dimisión.

 

4 de diciembre de 2018