‘Que los candidatos hablen sobre ecología’ PDF Imprimir Correo electrónico
Martes 08 de Noviembre de 2016 15:33

Jueves, 20 de Octubre de 2016

ENTREVISTA. Martínez, durante su diálogo con La Hora.

Acción Ecológica cumple 30 años y su presidenta asegura que enfrentan los mismos problemas que al inicio.

Acción Ecológica cumplió 30 años en defensa de la naturaleza. No ha sido un camino fácil, asegura Esperanza Martínez, presidenta de esta organización y una de sus fundadoras. En diálogo con Diario La Hora, evalúa la trayectoria de la organización y la relación con el poder.

¿Cómo nació Acción Ecológica?


Hace 30 años, un pequeño grupo de la Facultad de Biología en la Universidad Católica empezó a reflexionar sobre temas de la ecología, de la naturaleza y nos pusimos en contacto con otro grupo de la Universidad Central que trabajaba en comunicación. Surgió una suerte de alianza.


¿Cómo se manejaba el tema ambiental en esos inicios?

 

Nacimos en un momento en que los temas ambientales tenían un sello muy conservacionista; dedicado a las áreas protegidas, a los parques nacionales. Nosotros teníamos un enfoque distinto, queríamos trabajar con organizaciones sociales y nos acercamos al mundo indígena, al sindical.


¿Cómo estaba el ambiente?

En un informe se aseguraba la total ausencia de los impactos de actividades como la petrolera y se ubicaba a la pobreza como la principal causa de contaminación. Nosotros decidimos ir a la Amazonía a ver qué estaba pasando y vimos el estero contaminado y descubrimos los problemas petroleros. De los primeros temas que tuvimos fue el impacto de las actividades petroleras y al mismo tiempo se abría la frontera hacia el Yasuní.


Son los mismos problemas.

Eso es lo terrible. Hacíamos un balance y descubrimos que en todos los temas la situación ha ido empeorando. Cuando empezamos, descubrimos el impacto petrolero y, tras 30 años, continúa la lucha por que se repare esa zona.


¿Cuál es el diagnostico actual?

Vivimos dos momentos. Uno excelente porque los temas ambientales son parte de la agenda nacional. Y un momento durísimo por las políticas de los distintos gobiernos de extraer hasta la última gota de petróleo, hasta la última bolsa de mineral.

¿En qué escenario político cumplen 30 años?

Un momento electoral donde los candidatos no pueden eludir hablar de los temas ambientales. Los jóvenes están haciendo campaña para exigirles que se pronuncien. Hay un país movilizado. Por otro lado, estamos en un país que económicamente está quebrado y hay esa tendencia simplona de querer salir de la quiebra destrozando algo más. Esa es una tendencia peligrosísima.

¿Son ecologistas infantiles?

No considero que ser infantil sea un defecto. Me encanta cuando me dicen ecologista infantil porque creo que los niños tienen algo que los seres humanos debemos recuperar y es nuestra capacidad de fascinarnos con la naturaleza. Pero claro, con eso pretenden descalificarnos.

¿Cuál es la deuda ecológica que se mantiene luego de 30 años?

Hay una deuda ecológica gigantesca con los pueblos indígenas que ha significado en muchos casos exterminio. Hay una deuda con las zonas donde hay grandes proyectos, donde la pequeña agricultura, la que da de comer, ha sido desplazada.


¿Qué esperarían de los candidatos?

Que se pronuncien, que se comprometan. Sobre los temas que tienen que ver con la democracia, como por ejemplo los ejercicios de las consultas populares, que son legítimas pero se las intenta destruir. La gente tiene el derecho de participar y decidir y los candidatos ahí tendrán que opinar. El Yasuní mismo es una deuda.


¿Cómo recibe las críticas del Gobierno?

Me ha costado sicológicamente procesar estas formas de hostigamiento, estigmatización. Pero he encontrado que el efecto ha sido totalmente contrario. Yo siento un cariño profundo y solidaridad de la gente de mi barrio, de mis vecinos. Yo creo que el Presidente, cuando usa este tipo de adjetivos, que tienen una carga despreciativa, inclusive machista, irracional, genera efectos contrarios.


¿Encontraremos su nombre entre los candidatos para las próximas elecciones?

Jamás, yo reivindico la opción de la sociedad. (HCR)