RECONOCIMIENTO POR SER SANADORES DE LA TIERRA Imprimir
Lunes 12 de Diciembre de 2016 09:38

sanadoresHace 500 años ponerle precio a la tierra era inconcebible. Hoy ya no es solo ella, también tiene precio el agua que nos la venden en botellitas desechables; el aire con los servicios ambientales; el paisaje acaparado por empresas, hasta el tiempo que, considerado oro, ya nos lo venden por minutos.

En este contexto es de agradecer que surjan organizaciones y personas que nos recuerden, como decía Machado, que “es de necios confundir valor con precio”.

Estas personas, consideradas como “locas”, no se ajustan a lo común ni a lo corriente, se destacan porque siembran con la luna, valoran las semillas por la planta futura que hay en ellas, trabajan la tierra por el olor a pasado y contemplan la naturaleza porque el presente, diferente, suma el pasado al futuro.

Se concede este premio por recuperar conocimientos ancestrales, inventar alternativas auto-gestionadas y aplicarlas en contra de toda corriente, y a favor del Sumak Kawsay a la Red de Guardianes de Semillas, y a Belia Baca, Carlos Aldaz y sus familias, fundadores además de la Clínica Ambiental.