Carta de solidaridad desde la Fundación Alejandro Labaka Imprimir
Martes 03 de Enero de 2017 20:24

FUNDACIÓN ALEJANDRO LABAKA ANTE LA AMENAZA DE DISOLUCIÓN ESTATAL DE LA ORGANIZACIÓN ACCIÓN ECOLÓGICA.
Quienes hacemos la Fundación Alejandro Labaka expresamos nuestra preocupación y alerta frente al pedido por parte de funcionarios del Ministerio del Interior de disolución de la vida jurídica de la organización Acción Ecológica.

Quienes hemos trabajado en la amazonía, damos fe de la valiosa labor de Acción Ecológica en pro del cuidado y defensa del medio ambiente, en solidaridad con las luchas de los afectados por la actividad petrolera y por la restauración de los ecosistemas y sobre todo por la defensa de los pueblos indígenas en aislamiento en donde la vida de los pueblos indígenas se encuentra por encima de las consideraciones crematísticas y de los valores de capital que puedan generar los diversos proyectos extractivos.

Intentar coartar la vida institucional de una organización en represalia a sus pronunciamientos o campañas de solidaridad con los afectados por operaciones de empresas privadas, demuestra un sentido bastante restringido de la participación democrática; abrir el proceso de disolución de una organización no gubernamental fundamentados en denuncias de una empresa privada inmiscuida en un grave conflicto socio-ambiental, empaña también la transparencia e independencia que debería revestir la relación entre Estado y empresas privadas.

Finalmente, intentar encontrar responsabilidades en terceros respecto a los graves conflictos registrados entre la población shuar y la empresa minera ECSA en la localidad de Nankintz, Provincia de Morona Santiago, habla muy pobremente de la comprensión gubernamental de los problemas que aquejan a la amazonía, en particular a sus pueblos y nacionalidades indígenas a quienes les siguen siendo negados, obstaculizados o tutelados sus derechos.
En solidaridad con Acción Ecológica y la población Shuar de Nankintz.
Por paz, derechos y democracia.

Fundación Alejandro Labaka