PUBLICACIONES

EL JUICIO CONTRA TEXACO EN ECUADOR

Escrito en . Publicado en , .

Por Esperanza Martínez ACCION ECOLOGICA

EL juicio a la Texaco ha puesto sobre el tapete la forma cómo enfrentan la globalización las empresas y cómo lo hacemos los ecologistas.Las empresas, en general, han puesto sus esfuerzos en reglamentar, dentro de los acuerdos de libre comercio, el impedimento a ser enjuiciadas a través de procesos civiles. Para ello están los tribunales comerciales, en donde tampoco quieren ser enjuiciadas.Sin embargo no pueden hacer desaparecer las legislaciones nacionales, ni desconocer sus propios contratos. La empresa Texaco, por ejemplo, violó las leyes nacionales ecuatorianas, incumplió su contrato y aplicó tecnologías caducas en esa fecha.VIOLACIONES AL CONTRATO: El contrato dice:

“Las contratistas adoptarán las medidas convenientes para la protección de la flora, fauna y demás recursos naturales”; “evitarán la contaminación de las aguas, de la atmósfera y de la tierra, bajo el control de los organismos pertinentes del Estado“ (Art. 46.1)Texaco derramó 30 millones de galones de crudo, 19 mil millones de galones de agua de producción . destruyó pantanos, deforestó1 millón de hectáreas. Mató millones de peces y animales silvestres.
“al término del contrato, las contratistas deberán entregar a CEPE toda la infraestructura adquirida y construida en buenas condiciones“ (Art 51.1);Toda la infraestructura entregada estaba en pésimas condiciones. Dejaron 600 piscinas de desechos tóxicos. Tanques corrohidos y un oleoducto a punto de colapsar
“los contratistas tienen derecho a disponer solamente del gas libre y del petróleo que les corresponde ssegún este contrato” (Art 2.1).Texaco quemó 248 mil millones de pies cúbicos de gas diariamenteUtilizó más de 200.000 litros de agua diarios.10.000 metros cúbicos de arena.10 millones de tablones,

VIOLACIONES A LA LEY DE LA ÉPOCA:

El código civil prevé desde inicios de la República del Ecuador “la obligación de reparar el daño resultante del dolo o la negligencia” (art. 2241 y 2256 )La empresa provocó daños en forma deliberada, pues utilizó procedimientos prohibidos expresamente por la legislación en Texas desde 1919 y Louisiana desde 1953.Había obtenido en 1971 y 1974 patentes en Estados Unidos sobre mejoras tecnológicas para la reinyección de las aguas de formación.
La Ley de Hidrocarburos de 1971 preveía “la adopción de todas las medidas necesarias para la protección de la flora, la fauna y otros recursos naturales, y a evitar la contaminación del agua, el aire y el suelo”Texaco no adoptó ninguna medida de protección de la flora y fauna, presentaba como propuestas de conservación la reforestación de una de las avenidas de Quito.
la Ley para la Preservación y Control de la Contaminación Ambiental (1976) prohíbe la descarga de elementos contaminantes en la atmósfera.Texaco descargó tanto a los ríos como a la atmósfera todos los desechos de producción,

Desde la fusión con Chevron, Texaco se convirtió en una de las empresas privadas más poderosas del mundo. La segunda después de ExxonMobil, con fuertes influencias en el gobierno de los Estados Unidos, a través de la asesora de Seguridad, Condolezza Rice, antigua miembro del Directorio de esta empresa.Uno de los temas que debió enfrentar en sus negociaciones de fusión fue el juicio colocado en Nueva York por indígenas y campesinos ecuatorianos, cuya cuantía, se decía entonces, era de 1.500 millones de dólares. La errada estrategia de la empresa, a partir de la fusión, fue restarle importancia.“Texaco, al tratar de ganar tiempo, ahora es juzgada con los parámetros de una realidad globalizada. Tampoco ganó al insistir en ser juzgada en el Ecuador: el caso fue trasladado bajo la condición de que una corte estadounidense hará respetar la decisión final. Jurídica, informativa y económicamente, la globalización está a prueba.”(El comercio Jueves, 30 de Octubre del 2003)La empresa está en un momento peligroso y su defensa resulta grotesca, pues los afectados ganan día a día respaldo tanto nacional como internacionalmente.The Wall Street Journal afirma que el juicio en Ecuador es una prueba para la globalización, y el representante de Texaco en el Ecuador afirma que su imagen esta fuertemente deteriorada por el juicio (El comercio 2 de noviembre del 2003).En el marco de este deterioro de su imagen se entiende la actitud de los distribuidores de combustibles que tienen la patente de texaco que proponen anular el contrato pues se sienten afectados económica y moralmente (rueda de prensa 31 de octubre del 2003)La empresa ha desatado una fuerte campaña para mejorar su imagen ambiental, fuertemente deteriorada sobre todo por las atrocidades en Nigeria y por los impactos ambientales en Ecuador. Suscribió una estrategia con 5 de las mas conocidas ONGs de conservación (IUCN, CONSERVATION INTERNATIONAL, THE NATURE CONSERVANCY, FLORA & FAUNA INTERNATIONAL, SMITHSONIAN INSTITUTE), según ellos para contribuir a la conservación de la biodiversidad.Ha intentado crear un ambiente de seguridad con sus accionistas al difundir sus ingresos y ganancias de $1600 millones, en lo que va del año, y ha recibido un espaldarazo de Colin Powel quien le entregó, el 15 de octubre de este año, un premio por excelencia corporativa.La Texaco tiene poder, influencia y dinero, pero eso no basta para salir de la crítica a la que está siendo sometida.Los impactos ambientales y los testimonios de campesinos e indígenas que hasta hace unos años eran prácticamente desconocidos, ahora se transmiten en todas las cadenas de televisión, a nivel nacional e internacional. Las campañas, en defensa de la Amazonía y de los afectados por Texaco, se hacían con dificultad y debían sufrir un cerco informativo porque se imponía la visión del petróleo como fuente de riqueza.Hoy, no solo que se les permite espacios de difusión amplia y seria, sino que cuentan con total aceptación en los medios de comunicación, no sólo alternativos, sino también en medios oficiales. Las acciones directas realizadas contra esta empresa, que fueron descalificadas y tachadas como radicales en los 90, hoy son asumidas como la defensa de la soberanía.Una de las reacciones que mantenía a la gente inmovilizada era el miedo, por no tener voz, por morir sin saber porque, por no tener espacios y sentirse solos. Luego de más de 10 años de constatar los daños, identificar los impactos y hablar sobre ellos, está acabando el miedo de la gente. Ahora son las empresas las empiezan a temblar, por miedo del poder de la globalización y de la reacción organizada de quienes luchan contra las injusticias.Ahora los impactos y los sucesos se conocen casi en tiempo real, de hecho el juicio en Ecuador ha sido registrado y reportado por los principales medios de prensa del mundo.Por otra parte denunciar al petróleo ya no es cosa de locos. La guerra, el cambio climático, las desigualdades del comercio, todos corroboran que el petróleo está amenazando al planeta en su conjunto.Hemos logrado excelentes niveles de coordinación y acción internacional, por ejemplo entre el pueblo Ijaw de Nigeria y las poblaciones locales en Ecuador protestando al mismo tiempo por el premio entregado por Colin Powel a Texaco, o la acción conjunta entre decenas de organizaciones, impulsada por la red Oilwatch, frente a las ONGs de conservación que, con su acción, contribuyen a limpiar la imagen de las empresas.La globalización de las empresas se confronta con la organización ciudadana que en Nigeria, Perú, Guatemala han empezado a pensar en estrategias similares y buscan información y asesoría del Ecuador y por supuesto que la encuentran.Hoy en día, las acciones coordinadas tienen mayor capacidad de presión, por ejemplo en caso de las ONGs de conservación, sin duda no les interesa recibir cartas del mundo entero cuestionando sus acciones.La presencia de reconocidas personas como Julia Buterfly, que vino durante la campaña contra el OCP, o la de Bianca Jagger, que vino para el inicio del juicio contra Texaco, son importantes en la medida en que se convierten en llaves que abren la puerta de la censura y rompen el desinterés. La solidaridad internacional le da un enfoque global a un problema local y nacional.Sin embargo es necesario tener presente que los juicios no solamente se ganan en la Corte, es sabido que se ganan también en los medios, pero lo que se ignora es que sobre todo se los ganan en la calle, con la movilización de la gente local, que en nuestro caso lleva ya más de 10 años luchando, denunciando y resistiendo.La ChevronTexaco se encuentra en un difícil momento, enfrenta el juicio con una campaña en su contra, cientos de jóvenes ecuatorianos organizándose, cientos de campesinos e indígenas sin tener ya nada mas que perder, la presión de la solidaridad internacional sobre todo de aquellos que han luchado contra la guerra, y la sensibilidad internacional a los problemas ambientales. Son momentos en los que con la fuerza de un empujón se podría provocar una reacción organizada de millones de consumidores sensibles en el mundo, demostrando la fuerza creciente de quienes nos oponemos a la globalización del libre comercio y de las empresas.

CONTACTO
  • Alejandro de Valdez N24-33 
    y Av. La Gasca, Quito, Ecuador

  • +593 3 321 1103
  • informacion@accionecologica.org
ENVÍANOS UN MENSAJE


FACEBOOK
FACEBOOK
TWITTER
TWITTER

SOMOS PARTE DE
© 2020 Acción Ecológica. Todos los Derechos Reservados.
Desarrollado por NIDO Interactive.