MITO 5: ¿Que la minería no afectaría la provisión de agua? Imprimir
Sábado 24 de Marzo de 2012 23:35
Untitled-1

MITO 5: Que la minería no afectaría la provisión de agua.

LA VERDAD: Para que haya actividad minera las empresas tienen que asegurarse el abastecimiento de las principales fuentes de agua y energía eléctrica; importantes fuentes de agua corren el riesgo de contaminarse, disminuir severamente o incluso desaparecer.

Mientras una familia campesina consume entre 30 y 50 litros de agua por día, una minera utiliza alrededor de 250000 litros por hora.

La preocupación por el agua es crucial, que gobernantes y mineros no se cansan de asegurar que no habrá mayores afectaciones al líquido vital. Bien anota Maristella Svampa que “estamos frente a una nueva tecnología minera que utiliza grandes cantidades de agua, un bien común cada vez más escaso y necesario para la vida y reproducción de las poblaciones. Por ello, numerosos emprendimientos mineros suelen establecerse cerca de las cuencas hídricas y reservorios de agua, como sucede en la zona de la cordillera y la precordillera, que es nuestra fábrica de agua dulce. No por casualidad, la consigna de las asambleas de vecinos que se oponen a este tipo de minería es: ‘El agua vale más que el oro’”.[1]

[1] Varios: “15 mitos y realidades de la minería transnacional”, Abya-Yala.