Tú, la selva PDF Imprimir Correo electrónico
Jueves 13 de Agosto de 2015 15:10

Te veo ahí,
Esperando,
Observando,
Unos extraños más,
Qué harán,
Cómo actuarán,
Qué traerán...

 Bultos, maletas, fundas, agua
Comida,
Van desembarcando.
Silencio,
Recelo,
Ni nos das la bienvenida,
Ni nos rechazas,
Sólo esperas...

Te veo ahí
Siguiéndonos
De cerca,
De lejos,
Nos ves instalarnos en tu escuela
Tuya? O de la empresa?

 

Otros extraños que llegan
Qué harán,
Qué traerán.

Recuerdas entonces
Esos otros extraños,
No hace mucho,
Esos que te sacaron de la selva,
Esos que te recluyeron en protectorados,
Que te adoctrinaron
Que te dieron tareas,
Para hombres
Y para mujeres.

Cuando tú eras libre
Y corrías por la selva
Con tus hombres
Y tus hijos.

 Cuando cazaban
Y comían juntos,
Cuando descansaban
Y cantaban
Cuando eran uno
Con la selva

Ahora te veo ahí,
Tejiendo una shigra
Sentada en el cemento duro
De la cancha de uso múltiple
Que acaba de contruir
La Compañía.

Te veo ahí,
Esperando que te den la comida,
Que te paguen el sueldo de maestro,
Que te lleven a visitar a tus parientes.

 Te veo ahí,
Vestida con las donaciones que envía
La Compañía.
Cuando antes vivías
Tu desnudez con la selva
Con los tuyos.

Te veo ahí,
Junto a la carretera “de la Empresa”
Rodeada de militares
Y guardias de seguridad

Invadiendo tu territorio
Y tu intimidad,
Ignorándote,
Ofreciéndote limosna
A cambio de tu selva,
A cambio de tu libertad.

Poco a poco te vas acercando
Y nos abres tu mundo,
Tu calidez y dulzura
Tu sonrisa sincera,
Tu cara inocente,
Tus ojos profundos
Tan insondables como la selva,
Te reconozco
Y nos reconoces.

Siento dolor por lo que te han hecho
Esos extraños,
Que no supieron respetarte,
Que tú no les importabas
Sino la sangre de tu selva
No sabían que tú eras la selva
Y que tu gente se está desangrando


AURORA DONOSO