Dialogando con la naturaleza
MANEJO INDÍGENA DE LA AMAZONÍA PDF Imprimir Correo electrónico
Jueves 13 de Agosto de 2015 14:57

La fragilidad de la cuenca amazónica radica en la calidad de sus suelos: pobres en materia orgánica, con un crecimiento de la vegetal lujuriante, lo que hace difícil la presencia humana, sobre todo la agricultura. Entonces, ¿cómo puede ser posible que a la llegada de los conquistadores europeos a la cuenca, unas 8 millones de personas, habitaban la Amazonía? Se debe al profundo conocimiento que estos pueblos tenían de su medio, lo que les permitió por un lado respetarla, y por otro, usarla respetando sus ciclos naturales.

Los pueblos Yukuna y Mapati del Rio Mirití, de la cuenca del Caquetá Amazonía Occidental Colombiana, creen que a cada pueblo le ha correspondido nacer en un lugar predeterminado y es el responsable de su cuidado. Cada pueblo debe velar para que se mantenga el equilibrio entre las plantas, los animales y los seres humanos, ya que existe cierta cantidad de energía básica que debe circular entre todos ellos. Un exceso de acumulación entre humanos provocaría desequilibrios en el flujo y alteraría todo el sistema. Para asegurar una relación equilibrada con la naturaleza se cuenta con toda una serie de seres tutelares, conocidos de manera genérica como “dueños”, que bajo la forma de espíritus, diablos, padres y madres de todos los seres que existen en la selva velan por el buen uso que se haga de sus protegidos.

Leer más...