ESQUIZOFRENIA O PERVERSIDAD DEL FMI Imprimir
Lunes 22 de Septiembre de 2003 13:25
El FMI pretende eliminar subsidios en el sur y aumentarlos en el norte

 Según noticias recientes (Expreso 16/sep/2003 y El Comercio 22/sep/2003) el FMI quiere obligar al Ecuador a retirar los subsidios al gas, diesel y electricidad, pues esto significa el 2% del Producto Interno Bruto. Lo curioso es que no ha dicho nada sobre diferentes formas de subsidio que ha dado el estado ecuatoriano a las empresas petroleras privadas. Se llama subsidio cuando lo recibe el consumidor, se llama liberalización cuando lo reciben las empresas. Se condena el subsidio cuando se beneficia a los pobres, y se estimula el subsidio cuando está dirigido a los ricos.

 Las políticas del FMI se sustentan en tres pilares que se repiten país a país y, de igual forma, país a país fracasan: la privatización, la liberalización de mercados y la reducción del gasto público.

 En todos los países el resultado de sus planes ha sido empobrecimiento, dependencia, destrucción ambiental y violaciones a los derechos humanos

 Privatización viene de privar, es decir restar a un conjunto de algo, para hacerlo propio de unos pocos. Las privatizaciones permitieron que en América Latina las empresas estatales fueran prácticamente regaladas. Cuando no se ha logrado concretar este proceso, se opta por destruir la infraestructura del Estado, esta es la receta propuesta para Ecuador, primero cerrar las refinerías, después dar de baja al oleoducto nacional.

 El resultado de las privatizaciones es que los servicios empeoran y se encarecen, convirtiéndose su acceso en prohibitivo para muchos sectores de la sociedad, que quedan excluidos de ellos.

 La liberalización de mercados por su parte supone la eliminación de barreras y por tanto de su protección. Se ha aplicado unilateralmente con los países del sur. En los países del norte no sólo hay proteccionismo, sino que los subsidios aumentan. Mientras se fuerza a los pobres a eliminar las barreras comerciales, ellos, los ricos, mantienen las suyas.

 En la reducción del gasto público sufren recortes directos e indirectos los servicios de salud, educación, bienestar social.

 El FMI se ha auto-encargado de organizar el rompecabezas mundial, condenando a la inmensa mayoría del planeta a la exclusión total. Ha asignado a los países pobres el rol de la exportación de materia prima y de divisas.

 En este momento el recursdo esencial es el petróleo, pero vendrá el turno al agua y a nuestra biodiversidad. Se nos obliga a comprar todos los productos a precios establecidos por las economías fuertes. Si no hay para comprar, y la gente muere o emigra, no importa, major así habrá tierras con recursos y libres de gente.

 El FMI propone cerrar las refinerias, para que el Ecuador este obligado a importar todos sus derivados del petróleo a precios del mercado internacional. Afirma que es la única forma de evitar que el Estado "encubra subsidios" que ascienden a $ 500 millones.

 Sin embargo solamente en Estados Unidos hay un subsidio de 5.000 millones de dólares anuales a los combustibles fósiles. En ese país no solamente están subsidiados el gas y la electricidad sino que toda la actividad ligada a los combustibles fósiles tiene subsidios.

 Algunos de los Subsidios en EE.UU. relacionados con los combustibles fósiles son:

 1. Fondos Inmediatos para Gastos de Exploración y Producción: $200 millones/año. Los productores de petróleo, gas y carbón pueden solicitar casi todos los fondos para su producción.

 2. Permiso de Reducción de Porcentajes para Petróleo y Gas: $600 millones/año. Las compañías de petróleo y gas pueden descontar un 15% de sus ingresos por ventas utilizando un permiso especial de reducción.

 3. Apoyo empresarial para el Fondo Pulmón Negro: $350 millones/año Fondos de apoyo gubernamental para pagar las discapacidades laborales de los mineros del carbon.

 4. Costos Intangibles de Perforación: $500 millones/año Las compañías petroleras y de gas pueden descontar inmediatamente un 70% de los costos "intangibles" de perforación.

 5. Pérdida de Pasivos para Petróleo y Gas: $100 millones/año. Es una fórmula para pagar impuestos más bajos.

 6. Crédito no-Convencional para la Producción de combustibles: $1.3 mil millones/año. Este fondo tenía el fin, en sus inicios, de dar incentivos para alternativas al petróleo, pero hoy la mayoría de créditos han ido a parar a la producción de petróleo y gas.

 7. No pago de Impuestos para recuperar la producción de petróleo: $100 millones/año. Subsidio para promover la producción y recuperación del petróleo difícil de extraer y de yacimientos altamente costosos.

 8. Programa de Producción Limpia del Carbón: $250 millones/año. Programa de subsidios que ayuda a financiar a las compañías privadas para que desarrollen tecnologías más limpias en la quema de carbón otorgándoles hasta un 50% en fondos federales mixtos.

 9. Coal R&D: $100 millones/año. Subsidios del Departamento de Energía que apoyan la investigación en programas tecnológicos para la producción, refinamiento y combustión de productos con carbón.

 10. Otros R&D de Energías Fósiles: $100 millones/año. El gobierno federal otorga subsidios para investigación y desarrollo de petróleo y gas natural.

 11. Préstamos de Bancos de Desarrollo Multilaterales para Combustibles Fósiles: $80 millones/año. El gobierno federal de EEUU apoya a bancos de desarrollo multilaterales, los cuales dan préstamos para la extracción de combustibles fósiles en otros países.

 12. Garantías bancarias para la Exportación Importación de Combustibles fósiles: $300 millones/año. El Banco de Exportaciones e Importaciones otorga garantías de préstamos bancarios para inversiones en países inestables. Una porción de estos préstamos son utilizados para el desarrollo de combustibles fósiles.

 13. Tratamiento de Ganancias de Capital provenientes de regalías sobre Carbón: $15 millones/año. Los dueños individuales (al contrario que las corporaciones), quienes arriendan sus derechos de minería de carbón, pueden pagar impuestos a la renta sobre estas regalías en vez del nivel más alto de ganancia individual.

 14. Exoneración de impuesto a la Renta para Utilidades Públicas: $200 millones/año. Utilidades y cooperativas públicas no están sujetas al impuesto a la renta. Algunas de estas utilidades utilizan combustibles fósiles.

 15. Servicio de Préstamos para Utilidades Rurales: $900 millones/año. El Gobierno Federal otorga préstamos a bajo interés para cooperativas de electrificación rural. Estas cooperativas han invertido fuertemente en plantas energéticas que funcionan con combustibles fósiles.

 16. Exoneración de Impuestos para Bonos de Utilidades Públicas: $550 millones/año. Las Utilidades Públicas pueden usar bonos exentos de impuestos. Una porción significativa de estas utilidades han invertido en fuentes de energía que utilizan combustibles fósiles.

 Fuente: Fuelling Global Warming: Federal Subsidies to Oil in the United State,

 Una estimación de los subsidios federales netos en 1995 para los combustibles fósiles, incuyendo la defensa ligada a este recurso es de alrededor de 35.2 mil millones de USD.

 Adicionalmente, con la ayuda de la Banca Multilateral, las empresas transnacionales han logrado que en países como el Ecuador se les otorgue un régimen de beneficios, f uera de sus fronteras, como son erogaciones de impuestos, bajos controles, ventajas para el acceso a bienes e infraestructura pública a través de los procesos de privatización, protección, seguridad, etc

 Es por todo esto que podemos afirmar que los consejos, imposiciones y planes del FMI son un atentado a la soberanía del Ecuador.

 El modelo económico que impone el FMI y organiza el Banco Mundial asegura el flujo de recursos naturales, energía y dinero del sur al norte y se sostiene con los subsidios que hacen los países industrializados a sus economías.

 En Ecuador, debería garantizarse una canasta energética básica que permita al pueblo ecuatoriano mantener un nivel de vida digna y alcanzar su sutentabilidad. Esto implica un mínimo de acceso gratuito de 30 Kw día (lo básico para contar con tres focos, una refrigeradora, una lavadora y un equipo de sonido), y 5 kg de Gas (GLP) al mes. A partir de esta base el costo de la energía debería subir, de tal manera que pague más quien más utiliza. Esto no debe ser considerado como subsidio, sino como un apoyo domestico.

 Es necesario además, discutir subsidios, o como lo llaman las economías del norte, "sistemas de protección a la producción" y de los productores nacionales.