MENSAJE “POR LA VIDA DE LA PACHAMAMA” Imprimir
Miércoles 27 de Agosto de 2014 18:37

Venimos querido Mons. Proaño con un mensaje. Con ese mensaje que fue cantado al viento y sembrado en la tierra, de cuyos frutos nos alimentamos desde tiempos inmemoriales. Un mensaje que pareciera olvidado por muchos, pero que está presente como un susurro en el día a día, en el murmullo del agua, la brisa mañanera, los rayos del sol y los de la plateada luna; mensaje presente en la lucha, en la risa, la caricia, en el calor del “abrazo sincero y fraternal”…

No hemos olvidado Taita Proaño sus sabias enseñanzas.

Estamos aquí para volver a cantar con usted al viento, para volver a sembrar en la madre tierra el mensaje universal que no tiene ni idioma, ni escritura; el que contiene la sabiduría, los saberes que usaron nuestros abuelos y los abuelos de nuestros abuelos para vivir en comunión con la tierra, el viento, el fuego, el agua; con el padre y la madre de todos, con nosotros mismos; y, para “vivir en comunidad en lo fundamental de la vida”.

pdfDESCARGAR CARTA COMPLETA