no-comemos-cuentos

siteon0-1542c

sosae

ae 30

 ceremonia

imagen epu2

eroor

ORGANIZACIONES AMIGAS

ieetm

clinica

rallt

tegantai

amazon

yasus

qqwq

 

YASUNÍ SECUESTRADO POR LAS TRANSNACIONALES PDF Imprimir Correo electrónico
Domingo 31 de Diciembre de 2000 19:00

PARQUE NACIONAL YASUNÍ, SECUESTRADO POR LAS TRANSNACIONALES

Hace algunas semanas, junto a una comisión internacional de verificación ambiental, visitamos el Parque Nacional Yasuni. Para ingresar al parque, toda persona debe cumplir con ciertos requisitos, como son los certificados de fiebre amarilla, los permisos de ingreso al parque que cuestan alrededor de diez dólares; presentar una lista de las personas que ingresan, entre otros; hasta ahí nada complicado, puesto que son los tramites pertinentes para ingresar a un área protegida.

 

Lo interesante fue cuando empezamos a entrar al parque y las transnacionales que operan y contaminan en el Yasuni se enteraron de nuestra visita. La primera reacción vino por parte de REPSOL, empresa española adjudicataria del Bloque 16 dentro del parque, y esta nos dijo "por mi carretera no" . Nos puso todos los impedimentos para no permitirnos el ingreso por la carretera que construyó la empresa Maxus, hace 14 años. Según Repsol, esta carretera es suya, y de lo que sabemos, las carreteras y vías de comunicación son de uso público. Así que ingresamos por el Río Tiputini, pero cuando llegamos a la comunidad huorani de Guillero, los guardias y relacionadores comunitarios de la empresa, conjuntamente con el ejército, pretendieron echarnos del Parque Nacional. Nadie sin autorización puede ingresar a esta parte del parque, porque esta bajo el control de Repsol, fueron sus palabras. Luego conjuntamente con algunos huaoranis, nos guiaron hasta los lugares donde se encuentran animales muertos por beber aguas contaminadas y, también, a un pozo abandonado que estaba cubierto de petróleo.

 

Cabe señalar, que a todo lo largo de la Vía Maxus, donde Repsol opera, hay basura plástica y desechos de la industria petrolera; al preguntarle al jefe de seguridad, por la basura plástica dentro de un parque nacional, en su vía, nos dijo que esa basura provenía de los huaoranis que allí viven, ellos son los que arrojan basura a la vía, la pregunta es ¿de dónde llega al plástico a las comunidades huao?, ¿por qué Repsol es cómplice de esta contaminación y, por lo menos, no mantiene limpia su vía?

 

Luego fuimos al bloque 14 donde opera la canadiense EnCana, allí la historia se repitió, hay controles de la empresa en plena vía pública, su argumento es la seguridad; será la seguridad de ellos, porque los derrames de petróleo en esta zona son permanentes y, la contaminación de aguas y tierras de los campesino que provoca daños a su salud, no es asunto de su seguridad. Cuando logramos pasar el primer control, en la vía Auca y dimos la vuelta para llegar a Pindo, hay otro control, de la empresa, que utiliza a la mismas familias indígenas para no permitir el paso de ningún extraño en sus tierras. Lo curioso es que los extraños somos todos quienes no trabajamos para EnCana, únicamente los petroleros pueden hacer uso de esta vía. Este control no lo pudimos pasar, porque la familia que allí vive no nos dejó e inmediatamente llamaron al Relacionador Comunitario de la canadiense para que venga a arreglar el problema.

Este hombre nos dijo que más allá de ese control no hay nada que ver, solo monte, pues precisamente es monte, es lo que queremos ver y tampoco se nos permitió pasar. Además que llegó con una camioneta llena de militares.


Si alguna persona quiere ingresar al parque debe convencer a las directores de las empresa es que nos hagan el favor de permitirnos. El Parque Nacional Yasuí es una Reserva de Biosfera declarada por la UNESCO, y la UNESCO se supone que representa a toda la humanidad; es decir tod@s tenemos derecho de ingresar al Yasuni y caminar por donde queramos. Si alguna persona quiere ingresar al parque debe convencer a las directores de las empresa es que nos hagan el favor de permitirnos. El Parque Nacional Yasuí es una Reserva de Biosfera declarada por la UNESCO, y la UNESCO se supone que representa a toda la humanidad; es decir tod@s tenemos derecho de ingresar al Yasuni y caminar por donde queramos.

Con la nueva licencia que se entregó a Petrobras, la semana pasada, y con la licitación del campo ITT; el Parque quedará enteramente en manos de transnacionales Petroleras. Para los ecuatorianos y ecuatorianas, esto significaría que nuestra área protegida continental más grande estaría secuestrada y nunca podríamos volver a ingresar.

Para la comisión que ingresamos, nos quedó un mal sabor de boca, pues si no te dejan disfrutar y recorrer con tranquilidad un área protegida, donde se supone que la calidad del medio ambiente es óptima, será porque algo están ocultando los criminales ambientales que allí trabajan.

 

Jose Proaño
Acción Ecológica