ACUERDO DE LOS PUEBLOS EN COCHABAMABA – Bolivia Imprimir
Jueves, 29 de abril de 2009

Rotundo rechazo a los mecanismos de mercado y a las propuestas de REDD y REDD + en la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio climático y los Derechos de la Madre Tierra.

Más de 32.000 personas, representantes de 142 países de los 5 continentes participaron en Cochabamba en la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra, donde dejaron en claro que las causas estructurales del calentamiento global responden “al modelo capitalista que impone megaproyectos de infraestructura, invade territorios con proyectos extractivistas, privatiza y mercantiliza el agua y militariza los territorios expulsando a los pueblos indígenas y campesinos de sus territorios”. También se denunció que “el agronegocio, a través de su modelo social, económico y cultural de producción capitalista globalizada y su lógica de producción de alimentos para el mercado, impide la Soberanía Alimentaria y profundiza la crisis socioambiental”.

Los que siguen son algunos de los importantes temas en el Acuerdo de los Pueblos :

{jcomments on}

 

….“El capitalismo ha ido convirtiendo todo en mercancía: el agua, la tierra, el genoma humano, las culturas ancestrales, la biodiversidad, la justicia, la ética, los derechos de los pueblos, la muerte y la vida misma”.

...“El mercado de carbono se ha transformado en un negocio lucrativo, mercantilizando nuestra Madre Tierra. Esto no representa una alternativa para afrontar el cambio climático, puesto que saquea, devasta la tierra, el agua e incluso la vida misma”

..“La reciente crisis financiera ha demostrado que el mercado es incapaz de regular el sistema financiero, que es frágil e inseguro ante la especulación y la aparición de agentes intermediarios. Por lo tanto, sería una total irresponsabilidad dejar en sus manos el cuidado y protección de la propia existencia humana y de nuestra Madre Tierra”.

“Consideramos inadmisible que las negociaciones en curso pretendan la creación de nuevos mecanismos que amplíen y promuevan el mercado de carbono toda vez que los mecanismos existentes nunca resolvieron el problema del Cambio Climático ni se transformaron en acciones reales y directas en la reducción de gases de efecto invernadero”.

“La definición de bosque utilizada en las negociaciones de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, la cual incluye plantaciones, es inaceptable. Los monocultivos no son bosques”.

“Condenamos los mecanismos de mercado, como el mecanismo de REDD (Reducción de emisiones por la deforestación y degradación de bosques) y sus versiones + y ++, que están violando la soberanía de los Pueblos y su derecho al consentimiento libre, previo e informado, así como la soberanía de los Estados nacionales, y viola los derechos, usos y costumbres de los Pueblos y los Derechos de la Naturaleza”.


DEMANDAS

Se insistió en la necesidad de un compromiso vinculante que obligue a los países desarrollados a comprometer las reducciones domésticas en al menos 50% al año 1990, sin incluir mercados de carbono u otros sistemas de desviación que enmascaran el incumplimiento de las reducciones reales de emisiones de gases de efecto invernadero.

Destacamos algunas de las más importantes demandas plasmadas en el Acuerdo:

“Los países contaminadores están obligados a transferir de manera directa los recursos económicos y tecnológicos para pagar la restauración y el mantenimiento de los bosques y selvas, en favor de los pueblos y estructuras orgánicas ancestrales indígenas, originarias, campesinas. Esto deberá ser una compensación directa y adicional a las fuentes de financiamiento comprometidas por los países desarrollados, fuera del mercado de carbono y nunca sirviendo como las compensaciones de carbono (offsets). Demandamos a los países a detener las iniciativas locales en bosques y selvas basados en mecanismos de mercado y que proponen resultados inexistentes y condicionados. Exigimos a los gobiernos un programa mundial de restauración de bosques nativos y selvas, dirigido y administrado por los pueblos, implementando semillas forestales, frutales y de flora autóctona.”

...“Los gobiernos deben eliminar las concesiones forestales y apoyar la conservación del petróleo bajo la tierra y que se detenga urgentemente la explotación de hidrocarburos en las selvas.”

...“Exigimos reconocer el derecho de todos los pueblos, los seres vivos y la Madre Tierra a acceder y gozar del agua y apoyamos la propuesta del Gobierno de Bolivia para reconocer al agua como un Derecho Humano Fundamental”.


...”Demandamos a los Estados a que reconozcan jurídicamente la preexistencia del derecho sobre nuestros territorios, tierras y recursos naturales para posibilitar y fortalecer nuestras formas tradicionales de vida y contribuir efectivamente a la solución del cambio climático”.

“..La mejor estrategia y acción para evitar la deforestación y degradación y proteger los bosques nativos y la selva es reconocer y garantizar los derechos colectivos de las tierras y territorios considerando especialmente que la mayoría de los bosques y selvas están en los territorios de pueblos y naciones indígenas, comunidades campesinas y tradicionales”.

“El inmenso desafío que enfrentamos como humanidad para detener el calentamiento global y enfriar el planeta sólo se logrará llevando adelante una profunda transformación en la agricultura hacia un modelo sustentable de producción agrícola campesino e indígena/originario, y otros modelos y prácticas ancestrales ecológicas que contribuyan a solucionar el problema del cambio climático”.

Se planteó la realización de un referéndum mundial para exigir que las reducciones estén por encima del nivel de 50% para el año 1990, que la iniciativa cuente con financiamiento y que se cree el Tribunal Internacional de Justicia Climática y Ambiental, con capacidad jurídica vinculante de prevenir, juzgar y sancionar a los Estados, las empresas y personas que por acción u omisión contaminen y provoquen el cambio climático.

Ivonne Ramos

ACCION ECOLOGICA