Revista Biodiversidad, sustento y culturas

portada biodiversidadBiodiversidad, sustento y culturas es una publicación trimestral de información y debate sobre la diversidad biológica y cultural para el sustento de las comunidades y culturas locales. El uso y conservación de la biodiversidad, el impacto de las nuevas biotecnologías, patentes y políticas públicas son parte de nuestra cobertura. Incluye experiencias y propuestas en América Latina, y busca ser un vínculo entre quienes trabajan por la gestión popular de la biodiversidad, la diversidad cultural y el autogobierno, especialmente las comunidades locales: mujeres y hombres indígenas y afroamericanos, campesinos, pescadores y pequeños productores.

Organizaciones coeditoras:

  • Acción Ecológica, Ecuador
  • Acción por la Biodiversidad, Argentina
  • Campaña de la Semilla de La Vía Campesina - ANAMURI, Chile
  • Centro Ecológico; Brasil
  • Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC-Vía Campesina)
  • GRAIN
  • Grupo ETC
  • Grupo Semillas, Colombia
  • Red de Coordinación en Biodiversidad, Costa Rica
  • REDES-AT, Uruguay
  • Sobrevivencia, Paraguay

portal oficial: http://www.biodiversidadla.org/

FRANJA1

BIO1

Las organizaciones populares y ONG de Ecuador pueden recibir gratuitamente la revista.

Enviar a Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla los siguientes datos

Nombre y apellido
Correo electrónico
Organización (si es que pertenecen a alguna)
Principal actividad de la organización (Ej. educación, información, agroecología, etc.)
Provincia
Ciudad
Teléfono
Dirección postal (calle, número, C.P)

 



Biodiversidad sustento y culturas N°92 PDF Imprimir Correo electrónico
Martes 09 de Mayo de 2017 16:20

biodiversidad 92Dicen las comunidades: “es la hora de los pueblos”, por la necesarísima sensación de saber que lo que haga falta los pueblos lo pueden hacer, si tan sólo los dejaran.

Y aunque “nada se ha puesto fácil” como dice con tanto filo, razón y cariño Hermann Bellinghausen en este mismo número, el empeño y la entereza de la gente común, de las comunidades tan menospreciadas, vilipendiadas, olvidadas y si no atacadas, sigue ahí, vigente y con plenitud de horizonte.

Dicen las comunidades: “es la hora de los pueblos”, por la necesarísima sensación de saber que lo que haga falta los pueblos lo pueden hacer, si tan sólo los dejaran. Hay por todas partes una renovada chispa de energía que hace que la gente se junte, converse y piense junta. Las comunidades están hartas del despojo, la devastación, la deshabilitación, los engaños, el control, la represión, la violencia y el silencio; hartas de las políticas públicas que les reparten migajas por todo lo que les han arrebatado. De programas que las fragmentan, las seducen y las embarcan en proyectos irrealizables o les imponen la producción industrial de carnes y cultivos, mientras les implantan equívocos alimentarios para que nadie pueda ser libre de trabajar para sí misma y propiciar su propio sustento.

Descargar Revista