Prensa y Editoriales #ErrorVialGuayasamin
#ErrorVialGuayasamin PDF Imprimir Correo electrónico
Jueves 07 de Julio de 2016 11:58

-Publicado en Rupturas por Ricardo Buitron C.

El municipio del DMQ en la administración de Mauricio Rodas pretende construir el proyecto Solución Vial Guayasamin, que consiste en la construcción de dos puentes paralelos al túnel Guayasamin de 500 y 120 metros ensanchando la via de acceso a la ciudad en tres carriles adicionales para facilitar el ingreso y salida de miles de vehículos adicionales a los que circulan actualmente, un paso elevado desde el túnel Guayasamin hacia la Av. Almagro que saldrá hasta la calle Whimper. Un paso deprimido desde el tunel Guayasamin que se bifurcara y uno de ellos saldrá en la Av. de los Shyris antes de la tribuna y el otro en la Av. Eloy Alfaro en dirección a la Av. República.

 La construcción de este mega proyecto es un atentado a la ciudad, a sus barrios, a sus comercios y a sus áreas verdes.

Leer más...
 
“¿La Solución Vial Guayasamín es realmente una solución?” PDF Imprimir Correo electrónico
Jueves 07 de Julio de 2016 11:56

Publicado el Sábado 25 de junio de 2016 en La República.

 Quito.- Dos proyectos de la Alcaldía de Mauricio Rodas han encontrado la resistencia de varios quiteños. El primero es la Solución Vial Guayasamín. El segundo, el sistema de Metrocables en los barrios de la Argelia y Pisulí.

En el caso de la Solución Vial Guayasamín, el proyecto implica la construcción de un puente de 500 metros que tendrá tres carriles y estará 120 metros elevado sobre una quebrada. La obra se hará por medio de un convenio entre el Municipio de Quito y la China Road and Bridges Corp. La construcción durará 28 meses y costará 131 millones de dólares. Los trabajos ya han iniciado.

Una de las consecuencias será la desaparición, casi total, al barrio Bolaños, que se ubica a un costado del túnel Guayasamín. Más barrios se han sumado a protestar contra la Solución Vial, ya el Parque Argentina se verá gravemente afectado para la construcción del paso a desnivel. A criterio de muchos moradores del sector, la obra municipal en lugar de constituir una solución a la congestión vehicular implicará un aumento de la misma. Por eso protestan en el Parque Argentina todos los jueves.

Álvaro Guzmán es uno de los mayores expertos en Quito sobre temas de sostenibilidad y transporte. Actualmente se encuentra realizando un PhD en transportación pública, específicamente en análisis de políticas públicas de transporte. Conversó con La República.EC sobre estos temas:

– La congestión vehicular que se genera en la entrada del túnel Guayasamín es, de acuerdo a muchos quiteños, un problema actual y grave. ¿Es correcta la Solución Víal Guayasamín?

Leer más...
 
Encementados PDF Imprimir Correo electrónico
Jueves 07 de Julio de 2016 11:54

Lunes, 20 de junio, 2016  El Universo. Por Simón Pachano -

Puede haber sido por la frase soltada al vuelo por Jaime Durán Barba o por la evidencia de la caída en las encuestas, lo cierto es que el alcalde de Quito se decidió por las obras faraónicas. Siguiendo ejemplos que están al otro lado del parque, comenzó a apostar en serio por el hormigón. Tan en serio que va a llenar de material gris la plaza República Argentina y las calles de todo el rededor. Sin un solo árbol que le haga sombra, su nombre quedará para el recuerdo en una placa plomiza como el resto. Un recuerdo, sin duda, cargado de enojo y palabrotas porque nunca se agradece por la creación de tugurios ni de zonas pensadas exclusivamente para los vehículos sin la más mínima preocupación por la calidad de vida.

Según la información oficial, la colosal obra tendrá un costo de más de 131 millones de dólares. Como viene ocurriendo en estos tiempos revolucionarios, habrá que tomarlo como un costo referencial, como fue el del aeropuerto, el de la ruta Collas o el del metro. Seguramente será necesario aplicar un factor de multiplicación, especialmente si está de por medio una empresa china que no tiene ninguna buena fama entre los organismos multilaterales. En realidad, según alguna información disponible, parece que no ha sido necesario iniciar la construcción para que suba el precio de la obra, porque este ya triplicaría los costos establecidos en un estudio realizado por ingenieros ecuatorianos. La diferencia de precio se debería a que el proyecto de estos profesionales no incluía el mamotreto de cemento sino que aprovechaba el terreno (la existencia de la quebrada que corre de occidente a oriente) para pasar por debajo de la plaza.

Leer más...
 
A nivel de la calle por favor PDF Imprimir Correo electrónico
Jueves 07 de Julio de 2016 11:47

Publicado en Gkillcity.Por Jaime Izurieta Varea   ABRIL 11, 2016

¿Por qué es una mala idea construir un paso elevado junto al túnel Oswaldo Guayasamín en Quito?

 todavía queremos mover autos y no pensamos en modos distintos de mover personas. El Metro es un avance. La expansión de las líneas BRT son una gran idea. Los metrocables también incluirán a grandes segmentos en el sistema metropolitano de transporte. El mejoramiento del espacio público empieza a motivar el uso de otros modos de transporte y, ojalá, incentive a empresas, arquitectos, propietarios de frentes comerciales y proveedores de servicios a contribuir a la caminabilidad de la ciudad. Pero desafortunadamente seguimos estancados en prácticas que la socióloga estadounidense Saskia Sassen calificaría como desurbanizantes.

Esas prácticas pueden revertirse con propuestas que acojan la necesidad de menos de un tercio (27% en Quito) de ciudadanos que conducen automóviles, pero que prioricen las conexiones a nivel de suelo, que son las que permiten movilizarse al 73% de quiteños. El urbanista Nikos Salingaros enfatiza la importancia de las redes peatonales, que son las más críticas para la existencia de la ciudad. Con la intención de preservar esas conexiones, quiero presentar una respuesta alternativa a la intención de construir un paso elevado en la desembocadura de la vía proyectada paralelamente al túnel Oswaldo Guayasamín en Quito. 

Leer más...
 
La Plaza Argentina PDF Imprimir Correo electrónico
Jueves 07 de Julio de 2016 11:45

Publicado en el El Comercio Por Fabián Corral

La Plaza Argentina es uno de los pocos parques de la ciudad que, pese a la agresión del tráfico, las ventas ambulantes y los edificios esperpénticos que se han construido en torno a ella, conserva su prestancia.

Ha superado, hasta aquí, los riesgos de la proximidad a los túneles y el hecho de estar en uno de los puntos de acceso a los valles. Parecería, sin embargo, que sus días están contados, y que correrá la misma suerte de otros parques y plazas, convertidos en terminales al estilo de La Marín.


¿El monumento al general San Martín sufrirá el mismo destierro que sufrieron otros, como aquel que ahora se conoce como “el caballito”? ¿Los pasos deprimidos y los elevados que se proyectan, asegurarán el flujo del tráfico desde y hacia los túneles, o lo incrementarán? ¿Por qué insistir en los pocos accesos que tiene la ciudad desde los valles y hacia ellos; no será necesario pensar en otros? ¿Qué pasará con las avenidas 6 de Diciembre, Almagro, Shyris, Eloy Alfaro y las calles aledañas, si la Plaza Argentina se convierte en terminal de los buses que vienen desde los valles, como se anuncia? 


Leer más...
 
Barrio Bolaños: ¿Qué derechos se están defendiendo? PDF Imprimir Correo electrónico
Jueves 07 de Julio de 2016 11:43

Sábado 18 de junio de 2016 e La República por Maricruz González C.

¿Qué habitante motorizado de la capital o de sus valles no ha visto o ha llevado alguna vez a las mujeres y hombres, jóvenes o ancianos con guaguas de toda edad que piden aventón a la entrada y salida del Túnel Guayasamín?

¿Nos hemos preguntado alguna vez qué hacen ahí? ¿De dónde vienen? ¿Dónde viven? ¿Por qué deben recurrir, en pleno siglo XXI y en épocas de peligro acechante tanto para conductores como para pasajeros, a que alguien se apiade y les cruce el túnel?

Ninahualpa, Llumiquinga, Guachamín, Tipán, Criollo, Pacas, Chiliquinga, Rondal, Zailema, Sigcha son algunos de los apellidos de los 58 antiguos comuneros que firman la escritura otorgada por el escribano público Pompeyo Jervis Quevedo, el 15 de julio de 1927, para la partición de la Comuna de Guápulo en lo que denominaron los terrenos Bolaños-Pamba, Llocoto-Grande, Llocoto-Chiquito y Guabo y que ahora son parte de la Guanguiltahua, Canal Ocho, Guápulo y el Barrio Bolaños, tema de esta nota. Reza la escritura: “Los comparecientes poseen desde tiempo inmemorial y en común una cantidad de terrenos situados en la parroquia de Guápulo de este cantón… Dichos terrenos son de exclusiva propiedad de la Comunidad a título de prescripción extraordinaria”. Es decir, no son invasores como declaró algún malinformado funcionario –son propietarios con plenos derechos. Pero, ¿lo son? En un país en donde las prácticas feudales persisten, una cosa son los derechos de los siervos, otros los de la pequeña nobleza y otros muy diferentes los del rey (en este caso, el alcalde). Esto es lo que se me vino a la cabeza mientras entrevistaba a algunos moradores dentro del barrio Bolaños cuando, al mirar hacia el peaje (tan mal situado), mi vista tropezó con la casa espectacular que fue construida justo al lado de las casetas de ese peaje y que, según supe, cuenta con todos los permisos a pesar de encontrarse al filo mismo de la Interoceánica, permisos de construcción que año tras año se les negó a los propietarios del Bolaños.

Leer más...
 
Mauricio Rodas es un peligro para Quito PDF Imprimir Correo electrónico
Jueves 07 de Julio de 2016 11:40

Publicado en abril 14, 2016 en 4 Pelagatos por Roberto Aguilar

Una de las muchas cosas que Mauricio Rodas ignora sobre la ciudad de la que dice ser alcalde: los quiteños no quieren un paso elevado sobre la avenida Diego de Almagro. En la década anterior, durante la administración de Paco Moncayo, ya hubo un proyecto muy parecido al que Rodas trata de vender ahora como si de algo originalísimo se tratara: la construcción de un paso a desnivel que arrancara en esa avenida y condujera el tránsito hacia el túnel Guayasamín, en dirección al valle de Tumbaco. ¿Por qué no se llevó a cabo? Porque los vecinos lo impidieron. Las magníficas palmeras que otorgan a la Almagro su carácter y su ambiente se convirtieron en símbolo de lo que había que conservar. El lema “Salvemos a las palmeras” unió a ambientalistas, peatones, bicicleteros e incluso conductores, los mismos conductores que supuestamente iban a beneficiarse con el proyecto. Los unió en torno a un modelo o una idea de ciudad.

Leer más...
 
Solución vial Guayasamín: una pelea callejera PDF Imprimir Correo electrónico
Jueves 07 de Julio de 2016 11:36

Publicado en abril 15, 2016 en 4 Pelagatos / por Jaime Izurieta Varea

La célebre urbanista Jane Jacobs solía decir que las ciudades solo son para todos cuando son hechas tomando en cuenta a todos. Sus palabras resuenan luego del anuncio de una vía de acceso a Quito paralela al túnel Oswaldo Guayasamín y de un intercambiador en la Plaza Argentina. Se ve venir una “pelea callejera” en la que forzosamente se enfrentarán los planificadores que priorizan al auto y los ciudadanos de a pie, que en un momento u otro, somos todos. Ante tal perspectiva, un poco de historia.

Siguiendo los paradigmas de planificación de aquellos años y financiado por dinero proveniente del fondo federal de carreteras, el director de transporte de Nueva York, Robert Moses, arrancó en 1961 con una carretera elevada que habría partido violentamente el vecindario de Greenwich Village. Jane Jacobs, una ciudadana sin preparación formal en temas urbanos, lideró una férrea oposición a la carretera. Su triunfo – y el de la ciudad – debe ser la derrota más sonada de Moses, acostumbrado a que pocas cosas se le interpusieran.

En los años noventa, las carreteras de Moses se encontraban en avanzado estado de deterioro y los vecindarios que cruzaron acusaban el duro golpe de 30 años de haber sido aislados de la dinámica de la ciudad. Greenwich Village, por otro lado, seguía ofreciendo una de las mejores experiencias urbanas de Nueva York.

Leer más...