#ErrorVialGuayasamin PDF Imprimir Correo electrónico
Jueves 07 de Julio de 2016 11:58

-Publicado en Rupturas por Ricardo Buitron C.

El municipio del DMQ en la administración de Mauricio Rodas pretende construir el proyecto Solución Vial Guayasamin, que consiste en la construcción de dos puentes paralelos al túnel Guayasamin de 500 y 120 metros ensanchando la via de acceso a la ciudad en tres carriles adicionales para facilitar el ingreso y salida de miles de vehículos adicionales a los que circulan actualmente, un paso elevado desde el túnel Guayasamin hacia la Av. Almagro que saldrá hasta la calle Whimper. Un paso deprimido desde el tunel Guayasamin que se bifurcara y uno de ellos saldrá en la Av. de los Shyris antes de la tribuna y el otro en la Av. Eloy Alfaro en dirección a la Av. República.

 La construcción de este mega proyecto es un atentado a la ciudad, a sus barrios, a sus comercios y a sus áreas verdes.

 Cuáles son los impactos que producirá:

  • Altera totalmente la zona de intervención, que involucra a los barrios, comercios y oficinas ubicados en la Av. Diego de Almagro, en la Av. de los Shyris, en la Av. Eloy Alfaro, Av. 6 de Diciembre, Av. 12 de octubre y a las calles aledañas.
  •  Incremento del flujo vehicular y la velocidad de circulación a limites inmanejables. Este modelo que privilegia al automovil es responsable en gran medida de la contaminación ambiental de la ciudad.
  • Las estructuras de los puentes, pasos elevados y deprimidos deterioran las condiciones de uso de los espacios urbanos, dejando espacios residuales, como ha sucedido en los pasos de el Guambra en la Avs. 10 de Agosto y Patria, o en la intersección de la Avs. República, Atahualpa y 10 de Agosto, o en las Avs. 12 de Octubre y Patria o en la Av. 10 de agosto hacia la Marín. Espacios que además pueden convertirse en peligrosos.
  • Deterioro de la actividad comercial al restringir la circulación por las barreras de infraestructura que se crean para las personas que caminan.
  • Desalojos y afectaciones a viviendas de alrededor de 200 familias del       Barrio Bolaños, con una historia de ancestralidad como parte de la comuna de Guapulo y constituido como barrio desde 1927, familias que han construido sus viviendas y han accedido con mucho esfuerzo a servicios entregados por el municipio.
  • No se ha realizado un proceso de socialización adecuada del proyecto que respete los derechos de la población alojada ni se ha entregado información relacionada con el proyecto a los moradores afectados.
  • Deterioro de la calidad de vida de quienes habitan allí, contaminación del aire –smog-, contaminación por ruido, contaminación visual, deterioro del paisaje con la consiguiente disminución de la plusvalía en el sector debido a la afectación ambiental, social y económica.
  • Eliminación de parque Plaza Argentina, pulmón que representa para el sector y la ciudad un espacio agradable, con vegetación, áreas verdes, el monumento a San Martín y personalidades de Argentina.
  • Este proyecto no forma parte de un sistema integrado de transporte público hacia todas las poblaciones del valle, no significa un paso hacia la implementación de carriles exclusivos para el transporte público y no contempla una integración adecuada con los corredores de transporte del núcleo central de la ciudad.
  • Eliminación de parterres y arboles en el sector, algunos de ellos inventariados y declaradas patrimoniales, como las palmeras en la Av. Diego de Almagro, el sauce Patrimonial en la vereda de Ciespal. Esto elimina un espacio verde para integrar la red de parques de la ciudad.
  • Afectación por flujo vehicular y contaminación al parque La Carolina y dificultades de acceso para peatones.

Este proyecto no solo que no resuelve la movilidad en la ciudad sino que es parte de propuestas anacrónicas que se hacían desde la década del 50 y dejaron de realizarse por los impactos económicos, sociales y ambientales que ocasionan y porque no resuelven la congestión vehicular, la agravan.

Este proyecto, presentado inicialmente en el 2007 ya tuvo el rechazo de moradores de la zona, del colegio de Arquitectos de Pichincha, de la facultad de Arquitectura de la Universidad Central, de diferentes instituciones, organizaciones y ciudadanos y fue archivado en la administración de Paco Moncayo en la que también se decidió no construir más pasos elevados en la ciudad.

A más de esto, esta propuesta en su conjunto es parte de un proceso sin transparencia, no cuenta con los estudios técnicos, con los estudios de impacto ambiental y con la consulta a la comunidad afectada, se ha firmado un convenio con la transnacional China Road and Bridge Corporation por la cual esta empresa a más de ser la constructora, debe hacer los estudios, aprobarlos y para eso le entregan el peaje de la vía Guayasamin por treinta años. Esta Empresa china que tiene prohibiciones de contratar con organismos multilaterales como el Banco Mundial por corrupción. Una obra de esta envergadura y monto (130 millones USD) es entregada a dedo por la Epmmop, sin un proceso licitatorio y sin que requiera la aprobación del Consejo.

La alcaldia en vez de abrir espacios de dialogo y participación ha estigmatizado a los pobladores del barrio diciendo que no son legales, que estan en zona de riesgo, pretendiendo dividir a los vecinos, ha intervenido con funcionarios, vehiculos, infraestructura y recursos públicos para realizar contramarchas y contra ferias, para contrarestar la voz y las acciones que realizan los ciudadanos para expresar su oposición al proyecto Solución Vial Guayasamín

Otro elemento negativo de la intervención municipal es la masiva campaña mediática realizada por la Alcaldia para publicitar el proyecto, que incluye un enorme gasto en propaganda municipal y pago en publicidad a los medios de la capital lo que incide negativamente para invisibilizar la voz de los afectados.