Serie Desastres No. 3: Los “accidentes” provocados por la acción humana

Escrito en . Publicado en , , , .

LAS ACTIVIDADES MINERAS PONEN EN PELIGRO A ZARUMA

El 15 de diciembre de 2021, en la ciudad patrimonial de Zaruma, en la provincia de El Oro, tres casas colapsaron debido a los túneles que las actividades mineras construyen bajo la ciudad.

Los fenómenos naturales como huracanes, tornados, tifones, deslaves, aguajes, inundaciones o incendios son sucesos que han ocurrido a lo largo de la historia de la humanidad, provocando cuantiosas pérdidas humanas y económicas. Sin embargo, en las últimas décadas vemos que los llamados “azotes de la naturaleza” han dejado de ser accidentes naturales y se han convertido en desastres provocados por la acción humana. Ocurren con mayor frecuencia, son más numerosos e intensos y sobre todo sus impactos son devastadores pues muchos suceden sobre grandes ciudades o centros poblados.

Son acciones humanas negligentes en contextos de extracción de recursos naturales, o para mantener el modelo de acumulación capitalista, las que han generado las condiciones para que pasen estas desgracias. Hay que señalar, sin embargo, que no es la humanidad la responsable, sino que son algunos Estados, grandes corporaciones, bancos e industrias los mayores culpables de las crisis ecológicas y de los desastres ambientales, afectando al 99% restante de la humanidad.

El hundimiento (1) en la ciudad de Zaruma tampoco es un desastre natural y, de hecho, lo ocurrido nos presenta el reto de analizar a profundidad el proceso minero que se ha dado desde el nacimiento de esa ciudad declarada patrimonial en 1990 y una de las más antiguas de Ecuador. En la actualidad, la minería ha puesto bajo grave amenaza a sus más de 20 mil habitantes y a su riqueza patrimonial.

Se ha querido imponer sobre Zaruma el mito de estar destinada a ser un espacio de minería, pero es necesario conocer el proceso de intervenciones mineras legales de gran escala, así como de la informal y sus impactos sobre la ciudad. Es frecuente escuchar un discurso responsabilizando del socavón en el centro de la urbe a la minería informal, calificada de ilegal -la misma que sin duda está causando serios impactos sociales y ambientales-, pero esto esconde la larga historia que data de fines del siglo XIX. Reglamentos, permisos, concesiones, corrupción, privilegios fiscales, tributarios y arancelarios permitieron que la llamada minería legal extraiga oro de manera industrial durante décadas y se retire sin reparar los daños ambientales, y dejando en grave vulnerabilidad a la población.

En 1887 se instaló en esa zona la compañía inglesa The Great Zaruma Gold Mining Company Limite y en 1896 la empresa norteamericana South American Development Co. (SADCo), filial del trust de Vanderbilt que tenía su campamento en Portovelo y abarcaba casi la totalidad del cantón Zaruma (2). Esta última empresa se resistió a cumplir con los acuerdos para su operación, no construyó las obras acordadas en su contrato, se negó a pagar al estado el 4% de su producción bruta y tampoco pagó impuestos. Por si fuera poco, no respetó los derechos laborales de sus trabajadores y la construcción de las galerías e infraestructura provocó la tala del bosque primario, generando impactos en la flora y fauna.  Adicionalmente, la empresa instaló una planta de cianuración que contaminó los ríos del cantón (3). SADCo sacó del país lingotes de oro y tierra mineralizada por la que no pagó nunca aranceles y salió del país en 1951 con total impunidad.

En ese mismo año se creó la compañía CIMA, compuesta por extrabajadores del Municipio de Zaruma y exempleados de SADCo. Algunos de sus trabajadores, con la instrucción recibida, pasaron a actividades de minería informal. Hoy, debajo del casco urbano de Zaruma corren 67 kilómetros de galerías subterráneas dejadas por la minería legal/ilegal.

En el año 2013 se declaró una zona de exclusión, prohibiéndose todas las actividades mineras dentro de las 175 hectáreas que incluyen el caso urbano y patrimonial de Zaruma y sus alrededores. Las autoridades, tanto locales como nacionales, han incumplido sus obligaciones puesto que la minería sigue desarrollándose sin control. Tampoco se ha cumplido con el mandato de la consulta popular de 2018 en la que el pueblo resolvió prohibir todo tipo de minería metálica en todas sus fases, en áreas protegidas, zonas intangibles y centros urbanos.

Lo ocurrido en días pasados no es el único incidente grave generado por la minería de oro en el cantón Zaruma. Recordemos la explosión del 6 de agosto de 2019 en un campamento de la Sociedad Civil Minera Goldmins (4) que supuestamente contaba con los permisos respectivos, dejando cuatro muertos y al menos diez casas destruidas; lo ocurrido el 15 de diciembre de 2019 que provocó el derrocamiento de la escuela La Inmaculada Fe y Alegría.

Para Zaruma la minería es y ha sido siempre un gran problema, que además se interconecta con otros focos mineros. Hoy se sabe que el material pétreo mineralizado que se extraía en La Merced de Buenos Aires en Imbabura era procesado en Portovelo, ciudad minera vecina y asociada a Zaruma, que causa la contaminación de los ríos tanto mercurio y cianuro.

Resolver la conflictividad minera en Zaruma es urgente y debe incluir a todos los actores, zanjar las relaciones de las llamadas minería ilegal con la legal, así como el “lavado de oro” y la exportación de oro de origen ilegal (5).

Por su parte, la Cámara de Minería del Ecuador pretende borrar la historia y aprovechar la desgracia de una ciudad para, falazmente, posicionar que la supuesta solución a estos problemas sería la minería legal. Sin embargo, es preciso retomar las palabras del exministro de minas, José Córdova, quien, a propósito del socavón en la Escuela Fe y Alegría reconoció que todos los actores corren con una parte de responsabilidad:

Me incluyo en el sentido de que esto es responsabilidad de los mineros formales que no respetaron la zona de exclusión, los mineros ilegales que pese a los riesgos siguieron ingresando por su ambición y el Estado al que le ha faltado, junto con las autoridades locales, tener un control más efectivo (6).

Nos unimos a las voces que demandan que se actúe con sentido de emergencia en Zaruma, tomando los correctivos necesarios para proteger a la población y al patrimonio de la ciudad, y sancionar a los responsables de estos desastres provocados.

Exhortamos al presidente Guillermo Lasso, para que se cierren las minas que están activas en la ciudad de Zaruma, ya que representan un evidente peligro para la vida de miles de personas y porque se ha documentado suficientemente la inconveniencia de sus operaciones.

Finalmente, extendemos nuestra solidaridad a las familias afectadas, estaremos vigilantes para que se les garantice su derecho a una vida digna y segura.

ACCIÓN ECOLÓGICA
22 de agosto de 2021

REFERENCIAS:

  1. “Zaruma es una ciudad que ha sido perforada durante décadas”. El Comercio. 18 de diciembre 2021. https://www.elcomercio.com/actualidad/ecuador/zaruma-ciudad-perforada-decadas-mineria.html
  2. Harari. R., et al Exposure and toxic effects of elemental mercury in gold-mining activities in Ecuador. Toxicology Letters 213(1):75-82
  3. Harari Raul, Harari Florencia (editores)  2016. La Minería de oro artesanal y a pequeña escala en Ecuador. Trabajo, ambiente y salud.
  4.  Zaruma en alerta por retorno de la minería ilegal en el casco urbano.
    https://www.primicias.ec/noticias/economia/zaruma-alerta-mineria-ilegal/
  5. El estudio realizado en el 2016 por la Iniciativa Global Contra el Crimen Organizado Transnacional determina que al menos el 70% del oro que se exporta desde Ecuador es de origen ilegal. Ver: El Crimen Organizado y la Minería Ilegal de Oro en América Latina. Abril, 2016. https://globalinitiative.net/wp-content/uploads/2016/03/El-Crimen-Organizado-y-la-Miner%C3%ADa-Ilegal-de-Oro-en-Am%C3%A9rica-Latina.pdf
  6. «Es un queso gruyere»: el agujereado subsuelo que amenaza a Zaruma, una de la ciudades más hermosas de Ecuador. Zibel Matias. BBC News mundo. 15 noviembre 2017. https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-41983934


Compartir:

PUBLICACIONES

Suscríbete a la lista de correos de Acción Ecológica
CONTACTO
  • Alejandro de Valdez N24-33 y Av. La Gasca, Quito, Ecuador

  • +593 2 321 1103
  • contacto@accionecologica.org

ENVÍANOS UN MENSAJE
SÍGUENOS