Ecuador Carbono Cero = ¿Permisos para contaminar?

Acción Ecológica Opina

Hace pocas semanas, el presidente de Estados Unidos Joe Biden, organizó una cumbre internacional sobre el clima para lanzar a ese país como supuesto líder de la lucha contra el cambio climático. En este evento, los planes de los países del Norte se centraron en la expansión exorbitante de infraestructura para “energía renovable” y la inversión masiva en el mercado de compensaciones de carbono.

Como era de esperarse, esta cumbre fue en realidad una reunión de negocios que dejó en claro que las respuestas al cambio climático seguirán girando en torno a propuestas tecnológicas y mecanismos de mercado, las cuales al cabo de 25 años sólo han agravado la crisis climática. Para ello, mediante un millonario lobby se promovió la absurda idea de empresas con Emisiones Netas Cero, países Carbono Neutrales o Carbono Cero, y similares.

En este contexto, el pasado 19 de abril el Ministerio de Ambiente y Agua lanzó el “Programa Ecuador Carbono Cero (PECC)” (1) con el fin de “promover e incentivar en el sector productivo y de servicios del país, la implementación de medidas y acciones para la cuantificación, reducción y neutralización de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) producidas en sus diferentes procesos y actividades”.

El PECC es un programa ambientalista de mercado que configura la compraventa de certificados de “reducciones de carbono” bajo el principio de pagar para contaminar. Para esto se creará un portafolio de compensaciones y además, crea la marca “Punto Verde”.

El Programa Carbono Cero incluye a “postulantes” o “proponentes”, que comprarán “compensaciones” para sus emisiones (mediante el pago a otros para seguir contaminando) y así obtener un Certificado de Neutralidad de carbono. Y están los “implementadores”, que ofrecerán “proyectos de conservación, restauración e iniciativas de reducción y/o remoción de emisiones”, siendo los proveedores de los servicios ambientales.

La certificación o marca Punto Verde de neutralidad de carbono requiere que los “proponentes” cuantifiquen su impostada huella de carbono (2) y realicen “esfuerzos” para reducirla, “demostrando una reducción de gases de efecto invernadero en sus cadenas de valor y procesos”. Así, podrán seguir con la espiral de contaminación.

Ecuador Carbono Cero será creado mediante un acuerdo ministerial cuyo borrador fue socializado en abril. En él se estipulan que pueden acceder al Programa PECC, entre otras, entidades públicas, privadas o mixtas, nacionales o extranjeras que realicen sus actividades dentro o fuera del territorio nacional. Es decir, se quiere ofertar certificados de compensación ecuatorianos también en el mercado internacional de carbono.

Entre los mecanismos estarán los cuestionados proyectos tipo REDD+, dudosos planes de conservación, monocultivos forestales, iniciativas de “desarrollo limpio”, las mal llamadas energías renovables, y errados tratamientos de residuos. Con ello, se permitirá que las empresas puedan seguir extrayendo, quemando y consumiendo petróleo, gas o carbón, y aumentando los gases con efecto invernadero, mediante Unidades de Compensación de Emisiones (UCEs) acreditadas, registradas, certificadas, validadas, verificadas y reportadas. Probablemente se utilicen las tierras y territorios que ya están bajo el programa SocioBosque u otros con modalidades parecidas.

LA ENGAÑOSA REDUCCIÓN DE EMISIONES

Las propuestas Carbono Neutro, Emisiones Netas Cero, y Carbono Cero, son una falacia, no tienen nada que ver con la reducción de emisiones, y son una amenaza para los pueblos, principalmente del Sur. Porque quienes compren los certificados de compensación de carbono ecuatoriano, estarán de facto adquiriendo permisos para dañar la naturaleza y vulnerar derechos en otro lugar; y los usarán como maquillaje verde corporativo. Para que el negocio funcione, el Estado ecuatoriano debe colocar millones de hectáreas del mar, de bosques o de tierras agrícolas, sometidas al régimen de servicios ambientales, lo que puede generar un masivo acaparamiento de áreas naturales y territorios.

Las grandes empresas petroleras ya están anunciando que serán carbono neutrales o carbono cero al invertir en el mercado de compensaciones de carbono. Por ejemplo, una petrolera como Shell, que dice que en el 2035 será carbono cero, requeriría unas 8 millones 500 mil hectáreas de tierras por año, para “compensar sus emisiones” (3) es decir, ¡la tercera parte de la superficie de nuestro país! Pero también empresas como PRONACA o la minera china ECSA podrían lavar su sucia imagen comprando certificados de compensación al Estado ecuatoriano y seguir contaminando los lugares en donde están asentadas. Muchas de estas empresas se referirán a estos mecanismos inclusive como “soluciones basadas en la naturaleza”.

Si bien el Acuerdo Ministerial prevé salvaguardas (4) y la Consulta previa libre e informada (5), para el caso de tierras o territorios de comunas, comunidades, pueblos y nacionalidades, y otros colectivos, sabemos cómo se irrespeta la decisión de los pueblos que no dan el consentimiento.

El Programa Ecuador Carbono Cero es parte de lo que muchas organizaciones en el mundo llaman “la estafa climática de las compensaciones de carbono”, permitiendo que las corporaciones contaminantes en colusión con el sistema financiero sigan con la extracción y uso de combustibles fósiles y la misma forma de producción y consumo. Es parte de la nueva etapa del capitalismo e implica una carbonización de la economía, financiera y especulativa. Además para tranquilizar a los inversionistas que compran certificados de compensaciones de un determinado territorio, se requiere de una superestructura de medios digitales para el manejo de big data y el despliegue de la vigilancia de los territorios -y de los pueblos- donde se “almacena” el carbono.  

A fines de noviembre de 2021, en la COP26 de Glasgow (Escocia), los gobiernos esperan resolver lo que está pendiente para la implementación del Acuerdo de Paris (6), como es el mercado global de unidades de compensación de Carbono. Un billete de lotería ganador para los bancos, las corporaciones agroindustriales, de energía, mineras, petroleras, la industria de aviación, y otras responsables del calentamiento global.

El gobierno del Ecuador, en lugar de reconsiderar propuestas como la del Yasuní, para dejar el petróleo en el subsuelo, o favorecer la agricultura campesina y agroecológica, parar la deforestación deteniendo la expansión de la palma aceitera o prohibir la minería que destruye páramos y bosques, en el mercado global ofertará certificados de compensación de carbono.

ACCIÓN ECOLÓGICA
8 de mayo de 2021

REFERENCIAS:

(1)    Ministerio del Ambiente y Agua. Programa Ecuador Carbono Cero. Abril, 2021.
https://www.ambiente.gob.ec/wp-content/uploads/downloads/2021/04/Taller-Socializacio%CC%81n-Programa-Ecuador-Carbono-Cero.pdf
(2)    Sobre la huella de carbono: Hace unas décadas, la transnacional petrolera BP invirtió millones de dólares en relaciones públicas para promover la idea de que el cambio climático no es culpa suya sino de las personas. Empezó a usar el término «huella de carbono» y en 2004 hizo pública su «calculadora de la huella de carbono» para la vida diaria, pero sin embargo BP no ha reducido sus operaciones de extracción petrolera en el mundo.
Ver: https://mashable.com/feature/carbon-footprint-pr-campaign-sham/
(3)    GRAIN. El “maquillaje verde” de las corporaciones. Las “emisiones netas cero” y “las soluciones basadas en la naturaleza” son un enorme fraude. Marzo, 2021.
https://grain.org/es/article/6635-el-maquillaje-verde-de-las-corporaciones-las-emisiones-netas-cero-y-las-soluciones-basadas-en-la-naturaleza-son-un-enorme-fraude
(4)    WRM. Salvaguardando las Inversiones: sobre las salvaguardas de REDD+, las mujeres y los pueblos indígenas. Boletín 211. Marzo 2015.
https://wrm.org.uy/es/articulos-del-boletin-wrm/seccion1/salvaguardando-las-inversiones-sobre-las-salvaguardas-de-redd-las-mujeres-y-los-pueblos-indigenas/
(5)    Ministerio del Ambiente. “Guía Nacional de Consulta para implementar acciones REDD+ en tierras o territorios colectivos”. Acuerdo Ministerial #128.
https://www.ambiente.gob.ec/wp-content/uploads/downloads/2013/12/am_128_redd+_consulta.pdf
(6)    AE Opina. El acuerdo de París sobre Cambio Climático: Más trampas y TIMOs.   https://www.accionecologica.org/el-acuerdo-de-paris-sobre-cambio-climatico-mas-trampas-y-timos/

Compartir:

PUBLICACIONES

Suscríbete a la lista de correos de Acción Ecológica
CONTACTO
  • Alejandro de Valdez N24-33 y Av. La Gasca, Quito, Ecuador

  • +593 2 321 1103
  • contacto@accionecologica.org

ENVÍANOS UN MENSAJE
SÍGUENOS