PUBLICACIONES

OCP GENERA DUDAS FINANCIERAS

Escrito en . Publicado en , .

OCP GENERA DUDAS EN EL MUNDO FINANCIERO

El 16 de abril, la empresa Moody, agencia calificadora de inversiones (credit rating agency) dejó de calificar a OCP Ltd. por falta de transparencia. Frente a esta situación, y al aumento de problemas y riesgos ligados con la construcción del nuevo oleoducto, los fondos de inversiones, los bancos que financian al oleoducto de crudos pesados y las multinacionales miembros del consorcio OCP Ltd. empiezan a dudar de su elección financiera y muestran una gran preocupación por ella.

En octubre del 2002, la agencia Moody decidió bajar la calificación del OCP desde el nivel Baa2 al Baa3 y anunció que quedaba pendiente para una eventual futura baja (entre menor es la calificación, mayor es el riesgo financiero). Esta decisión se debió «a las protestas de los ambientalistas, a los paros en la construcción, a la disputa pendiente entre el gobierno del Ecuador y las multinacionales relativa al pago del IVA, a un probable déficit de producción del crudo que será transportado en el oleoducto por lo menos durante los primeros años y a una disminución del promedio de las calificaciones de las multinacionales involucradas». Al bajar al nivel Ba, la inversión OCP hubiera sido considerada como arriesgada.

Pero ocurrió algo peor, ya que Moody decidió, a medianos de abril del presente año, no calificar más a OCP Ltd. y a OCP Ecuador S.A. Esta decisión fue tomada pocos días después del derrame de Papallacta, causado por la construcción del OCP, aduciendo «falta de información financiera y operativa necesaria para poder calificar». Este hecho excepcional puede tener graves repercusiones ya que inversionistas, fondos de pensión y aseguradoras, se basan en las calificaciones de las agencias Moody y Standard & Poor’s. Está última, interesada en conocer la realidad y los riegos presentados por OCP, se reunió con Acción Ecológica el 14 de mayo, en Nueva York.

Durante nuestra visita a los EEUU, mantuvimos reuniones con representantes de fondos de inversión canadienses y de los EEUU, los cuales se mostraron muy preocupados por la actual situación del OCP. De igual forma, el Director de la Banca Nazionale de Lavoro de Italia, que participa en la financiación del OCP con US$ 50 millones, admitió que OCP es un proyecto «crítico y problemático». Representantes del Banco dijeron en varias ocasiones, en forma no oficial, que piensan vender sus acciones y declararon oficialmente que no lo hicieron por razones éticas.

Por otra parte, la compañía petrolera canadiense Encana, que detenta el 31,40% de OCP Ltd., invitó a la organización Toronto Environmental Alliance, que es parte de la campaña internacional en contra del OCP, a participar en su Asamblea General Anual. En una reunión ulterior, directores de la empresa demostraron estar muy preocupados por perder la buena imagen que tiene en Canada a causa de su participación en OCP. En Alemania, el director del Banco Westdeutshe Landesbank reconoció, luego de una acción llevada a cabo por Greenpeace el 16 de mayo, que para las próximas inversiones, tendrán más cuidado.

Mientras las inversionistas y las multinacionales miembros del consorcio OCP empiezan a darse cuenta de sus errores y deciden corregirlas para sus futuras inversiones, los ecuatorianos nos alistamos para recibir un oleoducto deficiente en muchos aspectos y con cuyas consecuencias tendremos que convivir por veinte años más.


Ing. Nathalie Weemaels
C.I.171822159-9
ACCION ECOLOGICA

Compartir:

CONTACTO
  • Alejandro de Valdez N24-33 y Av. La Gasca, Quito, Ecuador

  • +593 2 321 1103
  • informacion@accionecologica.org
ENVÍANOS UN MENSAJE